26 de marzo de 2007

Cuba.- Shannon reconoce que ni EEUU, ni Venezuela, ni España, ni la OEA ni la ONU pueden decidir sobre el futuro de Cuba

Dice que Castro está "totalmente enfermo y débil" pero "todavía anda" y califica de "exitosa, fructífera y muy útil" la última gira de Bush

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos está convencido de que Fidel Castro está "totalmente enfermo y débil", aunque reconoce que "todavía anda" y sigue estableciendo el modo en que debe operar su gobierno. Por eso, acepta que "ni Washington, ni Caracas, ni Madrid, ni la OEA ni la ONU" pueden decidir sobre el futuro de Cuba y aboga por un diálogo entre la sociedad civil y las autoridades de la isla para que en el futuro los cambios tiendan hacia una verdadera "democracia".

Así lo aseguró esta tarde el secretario de Estado para Asuntos Latinoamericanos y Canadá del Departamento de Estado norteamericano, Thomas Shannon, durante una vídeo conferencia con un grupo de periodistas españoles desde Washington para valorar la reciente gira que realizó el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, por cinco países latinoamericanos.

"Es evidente que está totalmente enfermo y débil, pero todavía anda y eso es una realidad", afirmó Shannon, quien reconoció que la Administración Bush no tiene claro cuál es el verdadero estado de salud del dirigente porque, según dijo, Cuba es un estado "opaco" que trata la información sobre la enfermedad de Castro como un "secreto de Estado". "Y el pueblo cubano sabe mucho menos", añadió.

"CONGELAR" A LA SOCIEDAD CIVIL

Con todo, el diplomático estadounidense consideró que desde que se hizo oficial la enfermedad de Castro en verano pasado sí ha habido una "transferencia de poderes" en la figura de su hermano Raúl, aunque lo cierto es que Fidel sigue estableciendo el contexto y los parámetros en los que el Gobierno opera, motivo por el que todavía no se han visto cambios.

Y es que para Shannon, Cuba todavía está "atrapada" en el modelo castrista, aunque dice tener la certeza de que entre los habitantes de la isla hay "esperanzas y expectativas" de cambio. Por eso, subrayó, el régimen sigue utilizando la intimidación, el miedo y la incertidumbre para "congelar" a los miembros de la sociedad civil y a los disidentes.

Ante esta situación, hizo un llamamiento a las autoridades de La Habana para que establezcan un diálogo con el pueblo cubano para que en el futuro los cambios sean "democráticos". "El futuro de Cuba tiene que ser decidido por los cubanos. Ni nosotros, ni Venezuela, ni España, ni la Organización de Estados Americanos, ni Naciones Unidas pueden decidir sobre su futuro", dijo tajante.

GIRA "EXITOSA, FRUCTIFERA Y MUY UTIL"

En otro orden de cosas, Shannon aseguró que la reciente gira que llevó a Bush a Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México ha sido "exitosa, fructífera y muy útil" y una prueba de que la región no ha sido ignorada por Washington, pese a las críticas en este sentido. "Eso no es cierto, el resto del mundo sí que se ha olvidado de la importancia que tiene América Latina", dijo el diplomático.

Se trata de su octava visita a la región durante su mandato y con dos años más de gobierno seguro que volverá, indicó Shannon, quien precisó que el propósito no era simplemente "pasar" por países con los que Estados Unidos tiene "muy buenas relaciones" sino demostrar que Washington tiene una agenda social y reconoce los grandes desafíos de la región: pobreza, desigualdad y exclusión social.

En este punto, anunció que este fin de semana el presidente de Brasil, Luis Ignacio 'Lula' da Silva, viajará a Washington para firmar un memorando de entendimiento sobre cooperación conjunta entre Brasil y Estados Unidos hacia Guinea Bissau, y continuar las conversaciones con Bush en Brasilia sobre las negociaciones de la ronda de Doha y la importancia del biocombustible.

"NO CAER EN LA TRAMPA" DE CHAVEZ

Así, recordó la especial importancia que da Bush al tema de las energías renovables después de que en su discurso ante la Nación dejara claro que Estados Unidos debe reducir en un 20 por ciento su consumo energético de aquí a 10 años. Para Washington es vital profundizar la cooperación en este campo, combinar desarrollo e investigación y compartir experiencias, explicó.

Shannon añadió que los países de Centroamérica y el Caribe están sujetos a la incertidumbre que generan actualmente los precios del petróleo ya que cada vez que sube el barril tiene menos recursos para cubrir sus necesidades sociales, por lo que Estados Unidos quiere trabajar conjuntamente con Brasil para buscar soluciones.

Por último, sobre la contragira de Hugo Chávez a la región, coincidiendo con la visita de Bush, el secretario de Estado para Asuntos Latinoamericanos aseguró que el mandatario estadounidense no quiso "caer en la trampa" del conflicto y la confrontación del presidente de Venezuela. "Quería descalificar a Estados Unidos como socio de Latinoamérica, pero no lo ha logrado", sentenció.