8 de diciembre de 2007

Cuba.-Touriño niega que su viaje sea de "embajada política del Gobierno de España" y reitera respeto a autonomía de Cuba

LA HABANA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, aclaró hoy que su viaje a Cuba "no entra" en la categoría de "embajada política del Gobierno de España" o en el "terreno propio de las relaciones exteriores" que competen al Estado e insistió en su apelación al "respeto a la autonomía" de Cuba para "encontrar su camino".

En un desayuno informativo en la segunda y última jornada de su visita al país, Touriño admitió que en los encuentros institucionales que mantuvo con miembros del Gobierno como el vicepresidente, José Ramón 'Gallego' Fernández; o el vicepresidente del Consejo de Estado, Carlos Lage; "no se dejó de comentar el momento que vive Cuba" casi 50 años después de la revolución.

En este sentido, recordó que la isla tiene cerca unas elecciones que implicarán "modificaciones internas", pero subrayó: "No entramos en valoraciones concretas". Así, aprovechó las entrevistas para trasladar a los dirigentes cubanos el "respeto a la autonomía que ha de tener este pueblo y sus instituciones para encontrar su camino y seguir avanzando".

Al respecto, recordó que el "punto básico" de la próxima evolución de los acontecimientos en el país quedó trazado por el vicepresidente primero, Raúl Castro, en un discurso del pasado verano en el que "habló de perspectivas" para el futuro, si bien añadió que "no se ha avanzado nada más".

ÁMBITOS DE LA VISITA.

No obstante, insistió en que su estancia en La Habana "no entra" en el ámbito de "embajada política del Gobierno de España", ya que el objetivo es "poner en valor las relaciones" que, como presidente, aspira a promover en ámbitos como la cooperación económica, cultural y la ayuda al desarrollo. "En los que hay elementos muy importantes", aseveró.

En consecuencia, recalcó que su presencia en el país, donde hoy mismo celebró el centenario del himno gallego, "no entra en el terreno propio de las relaciones exteriores políticas e institucionales que corresponden al Gobierno de España".

Por todo ello, pese a reivindicar la importancia de las "conversaciones largas" mantenidas con algunos de los hombres fuertes del Gabinete de Fidel Castro, aclaró que el diálogo "versó más sobre qué hacer". "Cómo nos vemos en ámbitos que forman parte de mi competencia, de mi autonomía y de mi responsabilidad", concluyó.