11 de abril de 2006

Cuba/Venezuela.- CUPET y PDVSA crean una empresa mixta para reactivar una refinería de petróleo en Cienfuegos

LA HABANA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La empresa cubana CUPET y la venezolana PDVSA han formalizado un acuerdo para la creación de una empresa mixta encargada de reactivar una refinería de petróleo en la provincia de Cienfuegos, en el centro de la isla caribeña.

La nueva empresa, denominada PDV-CUPET S.A, se encargará de la refinación de hidrocarburos y manufactura de productos, y la compra, almacenamiento, procesamiento, distribución y comercialización de hidrocarburos y productos derivados dentro de Cuba y en el exterior.

Así, está previsto que la empresa se encargue también del transporte de petróleo y sus derivados por vía marítima, fluvial y terrestre dentro y fuera del territorio cubano, mediante naves de su propiedad o fletadas a tales efectos.

La creación de la nueva empresa responde a la Carta de Intención suscrita el 28 de abril de 2005 bajo la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), iniciativa de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Cuba, Fidel Castro.

Mediante el aporte de las partes, la parte cubana posee el 51 por ciento de las acciones, en tanto la parte venezolana adquiere el 49 por ciento, según informa la agencia Prensa Latina, recogida por Europa Press.

Con el fin de garantizar el logro de los objetivos de PDV-CUPET S.A. firmará con PDVSA un convenio de suministro de crudo y productos requeridos para el óptimo desempeño de la refinería de Cienfuegos "que de inmediato será sometida a un proceso de rehabilitación".

Las partes expresaron que este Acuerdo es muestra del interés en profundizar y consolidar la cooperación energética bilateral en el sector de hidrocarburos con base en los principios de igualdad y beneficio recíprocos.

La ceremonia de firma tuvo lugar en el Palacio de la Revolución, en La Habana, y contó con la presencia de Fidel Castro, y de Rafael Ramírez, ministro de Energía y Petróleo de Venezuela y presidente de PDVSA.

Venezuela, que en la actualidad es el primer socio comercial de Cuba, vende unos 90.000 barriles diarios de petróleo a la isla bajo un acuerdo con facilidades de pago.

La refinería de Cienfuegos fue terminada de construir 1990 en colaboración con la Unión Soviética, pero fue paralizada poco después de iniciar operaciones alto consumo de combustible, en momentos en que Cuba atravesaba una fuerte crisis económica.