30 de septiembre de 2007

Cuba.- El vicepresidente Lage recomienda ahorrar combustible para mejorar la salud de la economía cubana

LA HABANA, 30 Sep. (EP/AP) -

El vicepresidente cubano, Carlos Lage, consideró el ahorro de combustibles como uno de los puntos claves para la aliviar la complicada situación económica de la isla, informó el domingo el diario Juventud Rebelde.

"La necesidad de producir con calidad y hacerlo, además, ahorrando energía, ha de incorporarse a la cultura económica de cada trabajador", dijo Lage el sábado ante el Pleno del Consejo Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), reportó el diario de la juventud cubana.

Lage aseguró que la isla todavía no ha salido del llamado "período especial", la crisis económica más aguda tras la desaparición de la Unión Soviética, que era su principal aliado comercial, pero señaló que "ya dejamos atrás sus momentos más difíciles" aunque recalcó que Cuba enfrenta una "guerra económica".

Pero esto no debe servir para "justificar nuestras deficiencias, para desalentarnos, sino para saber que tenemos que combatir con más fuerza", agregó Lage, según el diario.

Destacó el vicepresidente que ocho puntos son importantes para la economía cubana, los que surgieron de un debate en las asambleas de los trabajadores en cada centro laboral de la isla, sobre el discurso del presidente interino Raúl Castro, pronunciado el pasado 26 de julio, donde abordó problemas domésticos.

El convaleciente mandatario Fidel Castro delegó el poder en su hermano menor y ministro de Defensa, Raúl, el 30 de julio del 2006 tras una operación intestinal. Desde esa fecha el mayor de los Castro no aparece en público, salió dos veces en un programa de la televisión cubana y escribió casi 50 Reflexiones publicadas en la prensa local, pero no habló ni de los problemas nacionales, ni del futuro de la isla.

El primer punto señalado por Lage es el ahorro que consideró "nuestra mayor fuente de recursos". Cuba consume menos combustibles que en el 2005 pero "hay mucho más por ahorrar todavía" dijo el funcionario, en un momento en que el precio del barril de petróleo superó los 83 dólares.

Además para Lage en la isla no se debe producir lo que no tiene calidad y agregó que las obras, las inversiones y las importaciones se hacen en su debido momento mientras advirtió que "no podemos hacernos la ilusión de que vamos a disponer de todos los recursos, pero hay recursos mínimos imprescindibles".

La exigencia y la constancia son también fundamentales, según Lage, que señaló que lo que más rechaza la población es que "no debemos hacer lo que no seamos capaces de sostener". Además abogó por la combatividad y la disciplina social además de la participación y organización de los trabajadores que consideró como los pilares de la sociedad socialista de la isla.

El vicepresidente cubano auguró para Cuba, a pesar de muchos problemas "objetivos y subjetivos", "un futuro que nadie nos regaló, que lo conquistó este pueblo con su sacrificio y que podemos alcanzar".