26 de enero de 2007

Cuba.- El VII Foro Social de Nairobi promoverá una acción mundial en favor de los cinco héroes cubanos

NAIROBI, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La cruzada emprendida por el Gobierno de Cuba por la liberación de cinco antiterroristas presos hace más de ocho años en Estados Unidos recibió el espaldarazo tácito del VII Foro Social Mundial (FSM), que finaliza hoy.

El apoyo se hizo manifiesto a partir de una propuesta presentada y argumentada por los cubanos Lourdes Cervantes y José Miguel Hernández, en uno de los 21 espacios temáticos concebidos en la nueva metodología de la cita.

Cervantes, funcionaria de la Organización de Solidaridad con los Pueblos de Africa, Asia y América Latina (OSPAAAL), explicó que la moción se tituló 'Libertad para los cinco héroes cubanos presos en Estados Unidos'.

La movilización de la solidaridad con los Cinco, como se les conoce popularmente, a favor de que se haga justicia y se logre su excarcelación forma parte del mapa de propuestas y acciones que hacen suyas los participantes en el VII FSM, precisó Cervantes.

Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y René González cumplen severas condenas a prisión por impedir actos terroristas contra su país, según recuerda la agencia Prensa Latina.

Las sanciones de 15 años hasta doble cadena perpetua se emitieron después de someterlos en Miami a un juicio "amañado y parcializado" por la presión de los grupos extremistas anticubanos que ellos penetraron para desenmascararlos.

En un emotivo encuentro con la delegación de la nación caribeña, convocado por la Secretaría Hemisférica del Foro Social Américas, el dirigente comunista brasileño José Reinaldo Carvalho exhortó a la solidaridad internacional.

Carvalho abogó por una movilización general para exigir la excarcelación de los cinco cubanos, y destacó que la causa de esos antiterroristas "no es solo del pueblo cubano, sino también de toda la humanidad".

Por su parte, el griego Iraklis Tvdaridis, miembro del Consejo Mundial de la Paz, definió el encarcelamiento de los cinco como "un acto de venganza política de la administración de Estados Unidos que no pudo aceptar nunca el triunfo de la revolución cubana".