14 de diciembre de 2012

Cuba.- La viuda de Payá confía en que Carromero cuente, de vuelta en España, "lo que ocurrió de verdad"

Ofelia Acevedo espera que el dirigente de NNGG pueda "estar con su familia" y no en prisión

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La viuda del disidente cubano Oswaldo Payá, Ofelia Acevedo, ha pedido al dirigente de Nuevas Generaciones del PP Ángel Carromero que, una vez sea trasladado a España, cuente "lo que ocurrió de verdad" en el accidente de tráfico que costó la vida en julio a su marido y al también opositor Harold Cepero.

Los gobiernos español y cubano han acordado el traslado de Carromero para que cumpla en España la condena impuesta por las autoridades de la isla, de cuatro años por homicidio imprudente. El miembro de NNGG conducía el coche en el que viajaban Payá y Cepero, así como un político sueco, Jens Aron Modig, que salió ileso y fue trasladado poco después del accidente a su país.

"Siempre hemos defendido su inocencia", ha declarado a Europa Press Ofelia Acevedo, quien ha vuelto a pedir una "investigación alternativa" a la realizada por el régimen de Raúl Castro, que señala a Carromero como único responsable del siniestro.

"Nos alegramos de que al fin salga de aquí", ha respondido la viuda del líder del Movimiento Cristiano de Liberación al ser consultada sobre la decisión adoptada este viernes por el Consejo de Ministros. "Nos alegramos mucho", ha apostillado.

Pese a que el traslado de Carromero era una posibilidad sobre la mesa desde hacía meses, como habían admitido los gobiernos de Cuba y España, Acevedo ha admitido que no estaba "muy segura" de que finalmente llegase a ocurrir.

La viuda de Payá espera que, una vez en España, Carromero "pueda decir lo que sucedió en realidad" en los momentos previos al accidente. No obstante, "no voy a decir que tenga mucha fe en que esto ocurra", ha apuntado a continuación.

En cualquier caso, Acevedo ha deseado al joven político español que pueda obtener al menos beneficios penitenciarios que le permitan "estar con su familia", toda vez que "nunca debió haber sido ni siquiera juzgado".