18 de marzo de 2016

5 cuestiones clave para entender el nombramiento de Lula da Silva

5 cuestiones clave para entender el nombramiento de Lula da Silva
PAULO WHITAKER / REUTERS

   BRASILIA, 18 Mar. (Notimérica) -

   "El cargo de jefe de la Casa Civil será asumido por el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva". Con este anuncio en un breve comunicado del Palacio de Planalto, el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff confirmó este miércoles la incorporación de su antecesor inmediato a un puesto conocido en otros países como jefe de gabinete o ministro de la Presidencia.

   De esta manera, el exmandatario se convertiría en aforado en medio de las investigaciones judiciales en su contra por su presunta implicación en la trama corrupta de Petrobras.

   El encrespamiento de la sociedad aumentó aún más tras la divulgación de un audio en el que la presidenta y el implicado hablan acerca de cómo evitar la posible detención de Lula mediante la entrega de un "documento" que debería usar "en caso de necesidad".

   La reacción por parte de la población brasileña no se ha hecho esperar. Entonando gritos de "Lula a la cárcel", cerca de 4.000 personas han salido a las calles de Brasilia este miércoles para pedir la renuncia de la presidenta y del exjefe de Estado.

   Esta última decisión del Gobierno de Rousseff ha abierto nuevas incógnitas acerca del futuro político del país y sus dirigentes, especialmente después de que este jueves un juez federal de Brasilia emitiera una orden para suspender el nombramiento del exmandatario, con el argumento de que su toma de posesión podría entorpecer la investigación judicial en curso.

   Sin embargo, tal y como ha señalado en declaraciones a Notimérica la Embajada de Brasil en Madrid, el articulo 87 de la Constitución Federal brasileña de 1988 recoge que cualquier ciudadano brasileño con más de veinte y un años y con derechos políticos puede ser nombrado Ministro de Estado por el jefe del poder ejecutivo.

   Con el fin de entender mejor cuál es la situación actual en Brasil, desde 'Notimérica' hemos recopilado una serie de cuestiones consideradas clave para comprender lo que está ocurriendo.

1. ¿DE QUÉ ACUSAN A LULA?

   Lula, investigado por la Fiscalía, podría ser uno de los "principales beneficiarios" de la trama Petrobras, acusado de blanqueo de capitales y falsedad ideológica por, supuestamente, haber recibido un tríplex como pago de dicha trama.

   Según dicha institución, durante su Gobierno --que se prolongó entre el año 2003 y 2011-- se supervisó una enorme trama de sobornos en Petrobras, con el objetivo de financiar campañas para mantener al Partido de los Trabajadores (PT) en el poder.

   En este sentido, de acuerdo con 'BBC Mundo', los investigadores indicaron que entre los indicios hallados hay donaciones y pagos por conferencias de Lula por unos ocho millones de dólares.

   El dinero habría sido aportado por constructoras involucradas en la corrupción de Petrobras al Instituto Lula y a una empresa de conferencias del expresidente.

   Asimismo, el pasado miércoles 10 de marzo la Fiscalía de Sao Paulo pidió prisión preventiva para Lula, alegando que es necesaria para garantizar "el orden público, la instrucción del proceso judicial y la aplicación de la ley penal".

2. ¿QUÉ GANA ROUSSEFF CON EL NOMBRAMIENTO DE LULA?

   Antes de que saliera a la luz su supuesta implicación en la trama de corrupción, Lula da Silva tenía un alto grado de aceptación entre el pueblo brasileño. De hecho, su mandato es considerado el más popular de la historia del país sudamericano, sobretodo tras lograr reducir la pobreza y desigualdad.

   Por ello, a pesar de las protestas sociales que ha desatado su nombramiento, algunos analistas apuntan a que su posible entrada podría traer más orden y aceptación a lo que muchos consideran un Gobierno caótico de Rousseff, con un bajo apoyo tanto en el Congreso como entre los ciudadanos.

   En el caso del Congreso, en la actualidad el principal partido de la coalición, el Partido Democrático Brasileño (PMDB), se fijó el sábado pasado un plazo de 30 días para decidir si retiraba o no el apoyo al Gobierno, por lo que Lula podría ser un enlace clave en las conversaciones entre ambas formaciones políticas.

   Al respecto, su papel no sólo sería fundamental para mantener su apoyo, sino también debería ayudar a frenar el juicio político o 'impeachment' que el Congreso pretende llevar contra Rousseff.

   Sin embargo, esto último no ha ocurrido por el momento. De hecho, la Cámara de Diputados ha aprobado este jueves con 433 votos a favor y uno en contra, la lista de los 65 titulares de la comisión especial que debe analizar la validez o no del motivo para iniciar un juicio político contra Rousseff. Ahora, la comisión deberá analizar si acepta o no este pedido de 'impeachment' contra la mandataria.

   Asimismo, otra teoría que barajan varios expertos es la posibilidad de que Lula aspire a ser el próximo candidato del PT de cara a las próximas elecciones presidenciales, que tendrían lugar a finales del 2018.

3. ¿ES LEGAL EL NOMBRAMIENTO DE LULA?

   La orden de la Fiscalía Federal de suspender el nombramiento de Lula como miembro del Gobierno pone en entredicho la legalidad de la acción.

   De acuerdo con el juez federal Itagiba Catta Preta Neto, la designación es "una intervención directa, por parte de la presidenta Rousseff en los órganos del Poder Judicial para desplazar las competencias" a la hora de investigar al líder izquierdista.

   Por ello, la mandataria podría ser culpable de un delito de responsabilidad por "atentar contra la Constitución y especialmente contra el libre ejercicio del Poder Judicial".

4. ¿SE CONVIERTE ASÍ LULA EN UNA PERSONA INMUNE CONTRA CUALQUIER JUICIO?

   El puesto de ministro le proporcionaría a Lula el estatus de protección judicial del que disfrutan los altos cargos del Gobierno y miembros del Congreso.

   A partir de ese momento, Lula únicamente podría ser juzgado por el Tribunal Supremo Federal, la más alta instancia judicial de Brasil.

   A pesar de que no debería existir ningún impedimento para que se celebrara este juicio, en la actualidad, muchos de los miembros de la institución fueron nombrados por Lula y Rousseff, según el mencionado medio.

   Además, el juez encargado de la trama Petrobras, Sergio Moro, ya no podría investigar la supuesta relación de Lula con lo ocurrido, teniendo que encargárselo, en todo caso, al Tribunal mencionado.

   Por ello, su nombramiento es visto por muchos como un intento de obstaculizar la justicia, aunque tiene a su vez algunos aspectos negativos; según lo establecido en la Constitución, Lula no podría apelar su sentencia puesto que la decisión del Tribunal Supremo Federal es definitiva.

5. ¿QUÉ OCURRIRÁ AHORA CON LULA?

   El futuro de Lula depende, en primera instancia, de la decisión final del juez federal que ha suspendido su designación como ministro.

   Por el momento, el Gobierno de Brasil ya ha anunciado que recurrirá la orden de Preta Neto, pero este no es el único frente que tiene el exjefe de Estado en contra de su nombramiento.

   El Partido Socialista de Brasil (PSB) también ha presentado este jueves ante el Tribunal Supremo una solicitud para que la designación de Lula sea declarada inconstitucional por ser "una ofensa a los principios fundamentales del juez natural, la separación de poderes y el debido proceso".

   "La nominación del expresidente tiene como claro objetivo valerse de la prerrogativa del foro inherente al cargo público para manipular la circunstancia particular y personal del individuo que lo ejerce, lo que supone un evidente desvío de la finalidad", afirmaron desde la formación.

   Ante esta situación, Lula ha respondido a las críticas con una carta abierta publicada en la web del Instituto Lula donde, en tono conciliador, muestra su "respeto" a los poderes judiciales, aunque denuncia "actos injustificables de violencia" contra él y contra toda su familia.

   "Creo en los criterios de imparcialidad, equidad y equilibrio que guían a los jueces a cargo de esta noble misión", ha apostillado.