10 de noviembre de 2007

Cumbre.- Aprobado un convenio regional de seguridad social que beneficiará a cinco millones de ciudadanos

Afectará a más de 615.000 emigrantes españoles y a un millón de inmigrantes en España

SANTIAGO DE CHILE, 10 Nov. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández) -

Los jefes de Estado y de Gobierno iberoamericanos aprobaron hoy, a pesar del episodio protagonizado por el Rey y el presidente venezolano, Hugo Chávez, un convenio regional de seguridad social que beneficiará a cinco millones de ciudadanos, de los que 615.000 son emigrantes españoles en Latinoamérica, y un millón, inmigrantes en España.

En palabras del secretario general Iberoamericano, Enrique Iglesias, la recién finalizada Cumbre de Santiago es "la que ha tenido mejor cosecha" en los 17 años que se realiza este encuentro iberoamericano.

El acuerdo, que ahora deberá ser ratificado por los Parlamento de cada país, permitirá reconocer a cualquier trabajador de la región el tiempo de cotización en cada uno de los países iberoamericanos en que haya trabajado a efectos de computar el periodo exigido para obtener una pensión.

En el documento conclusión de la Cumbre, la llamada "Declaración de Santiago", los líderes iberoamericanos reiteraron, en sus 24 puntos, el objetivo "común" de progresar hacia "niveles crecientes de inclusión, justicia, protección y asistencia social y solidaridad".

Asimismo, queda expreso el compromiso de "asegurar un crecimiento económico perdurable, adoptar políticas para generar puestos de trabajo decente y de calidad", impulsar una mayor coordinación de las

políticas sociales, mejorar los sistemas de protección social y enfrentar las asimetrías e injusticias en las relaciones económicas y comerciales".

El Programa de Acción, en tanto, especifica instancias de cooperación como una iniciativa de movilidad de estudiantes de maestría y doctorado, planes culturales, una reunión para valorar la creación de un "dispositivo simplificado" iberoamericano para la atención de emergencias e impulsar el turismo local.

Los jefes de Estado y de Gobierno firmaron también nueve comunicados especiales, uno de los cuales reafirma la necesidad de que se reanuden las negociaciones entre Argentina y Gran Bretaña por las Islas Malvinas. Otro, en tanto, pide el fin del embargo de Estados Unidos contra Cuba.

Asimismo, los firmantes apoyaron las iniciativas de cooperación para el desarrollo con países de renta media, la conferencia de la ONU sobre comercio y desarrollo de 2008 en Ghana, la lucha contra el terrorismo, la proclamación de 2008 como el año iberoamericano de la juventud, la coordinación para atender los desastres naturales y la preservación de las lenguas indígenas.