8 de noviembre de 2007

Cumbre.- Chile velará por la seguridad de los presidentes y jefes de Estado que asistan a la cumbre alternativa

Ministerio de Exteriores confirma que Bachelet no fue invitada al encuentro y a Moncloa no le consta la invitación a Zapatero

SANTIAGO, 8 Nov. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme) -

El embajador Carlos Portales, secretario Pro Témpore de la XVII Cumbre Iberoamericana de Presidentes y Jefes de Gobierno que se inició este jueves en Santiago, dijo que el gobierno chileno velará por la seguridad de los presidentes que asistan como invitados a la llamada 'Cumbre de los Pueblos', encuentro alternativo a la cita oficial.

"Claramente, el Gobierno de Chile debe velar por la seguridad de sus invitados y esos presidentes tendrán la seguridad que les corresponde como mandatarios visitantes", dijo el diplomático en un encuentro con la prensa extranjera.

En el marco del encuentro oficial, los presidentes visitantes cuentan con un dispositivo de seguridad especial, que incluye una "cápsula" de diez policías para cada uno.

La 'Cumbre de los Pueblos', organizada por la izquierda chilena extraparlamentaria, organismos sociales, sindicales, de Derechos Humanos y de defensa de las minorías étnicas y sociales, se inicia este jueves en la Universidad ARCIS y a su ceremonia de cierre, según han informado los organizadores, han confirmado asistencia los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Venezuela, Hugo Chávez; Ecuador, Rafael Correa, y Nicaragua, Daniel Ortega, además han sido invitados el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage, y el primer mandatario de Argentina, Néstor Kirchner.

Este encuentro culminará el sábado 10 de noviembre, en el Estadio Nacional de Santiago, y se espera la asistencia de 20 mil personas.

El embajador Carlos Portales indicó que La Moneda ve como positiva la realización de cualquier encuentro que permita el intercambio de experiencias entre los pueblos, en el entendido de que ese debate es un aporte a la discusión de temas comunes en la región.

Portales confirmó que la presidenta Michelle Bachelet no fue invitada al encuentro, sobre lo cual no quiso hacer mayores comentarios. No obstante, los organizadores explicaron que no extendieron una invitación a la mandataria porque consideraron que su agenda estaría muy copada debido a la realización de la XVII Cumbre Iberoamericana.

Por su parte, fuentes de Moncloa indicaron no tener constancia de que se hubiera cursado una invitación al presidente del Gobierno español para asistir a esa cumbre.