17 de noviembre de 2012

Cumbre Ib.- Líderes iberoamericanos prosiguen hoy sus discusiones centrados en buscar cómo apoyarse frente a la crisis

CÁDIZ, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los líderes iberoamericanos proseguirán hoy sus discusiones en Cádiz centrados en buscar fórmulas para hacer frente a la crisis que golpea en especial a dos miembros de esta comunidad, España y Portugal, y que puede acabar afectando a los países latinoamericanos que hoy registran una tasa de crecimiento media del 3,2 por ciento.

La declaración que suscribirán los jefes de Estado y de Gobierno al término de la cumbre, y que se conocerá como Declaración de Cádiz, hablará fundamentalmente de la crisis en la 'eurozona' y de las recetas adecuadas para superarla.

Los países iberoamericanos, según avanzó ayer el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, han alcanzado un "consenso" sobre cuál debe ser esa receta, que tiene que pasar en su opinión por combinar una "austeridad necesaria" con políticas de estímulo del crecimiento, pues la austeridad por sí sola no es suficiente.

España aspira así a que sus socios iberoamericanos se inclinen por el modelo anglosajón de salida de la crisis, frente a la austeridad estricta que defiende Alemania, recelosa de que los poderes públicos intervengan en los mercados de deuda soberana.

Cuatro países iberoamericanos (Argentina, Brasil, España y México) forman parte del G-20, el foro económico que reúne a las principales economías industrializadas con las emergentes, por lo que la cita supone una oportunidad para intentar concertar posiciones en éste y otros foros donde están presente los países latinoamericanos, como el Fondo Monetario Internacional o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

España también aspira a que en Cádiz sus socios iberoamericanos se comprometan a apoyar su candidatura a ingresar como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU en el bienio 2015-2016.

La Cumbre abrirá además un proceso de reflexión sobre la conveniencia de convertir en bienales estas citas, para alternarlas con las cumbres que cada dos años celebra la región de América Latina y el Caribe con la UE. Esta idea está muy extendida entre los 23 miembros de la Comunidad iberoamericana, pero la decisión final se adoptará en cualquier caso en la siguiente cumbre en Panamá en 2013, que ya está comprometida.

AGENDA

La jornada de hoy arrancará a las 8.45 horas con el tradicional desayuno que el Rey y el jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, celebran con los presidentes centroamericanos en cada Cumbre Iberoamericana.

En esta ocasión estarán ausentes en este encuentro el presidente de Guatemala, Otto Pérez-Molina, al que el reciente terremoto en su país ha impedido viajar a Cádiz, y el de Nicaragua, que canceló a última hora su asistencia a Cádiz alegando "razones de fuerza mayor". Tampoco han viajado a Cádiz los presidentes de Argentina, Cuba, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

A las 10.00 horas los líderes iberoamericanos celebrarán en el Palacio de Congresos la primera de las dos sesiones plenarias de la cumbre, que irá seguida de una foto de familia a las 13.45 horas. A continuación los jefes de Estado y de Gobierno se encerrarán, sin la presencia de ninguno de sus colaboradores, en el denominado 'almuerzo-retiro', una fórmula instaurada en 2007 para que los líderes puedan departir en un ambiente más íntimo.

En esta ocasión, por celebrarse la cumbre en Cádiz, a este almuerzo restringido a los jefes de Estado y de Gobierno asistirá el Príncipe de Asturias, que no participará en cambio en las sesiones plenarias de la cumbre, han informado a Europa Press fuentes del Palacio de la Zarzuela.

La segunda sesión plenaria comenzará tras el almuerzo a las 16.45 horas y a su término se clausurará la cumbre, de cuyos resultados darán cuenta el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, y el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, como representante del país anfitrión de la cumbre del año que viene.

Se espera que en la Cumbre de Cádiz los líderes iberoamericanos aprueben algunas iniciativas nuevas de cooperación, como el lanzamiento de un sistema de investigación y cooperación policial en seguridad ciudadana, que permitirá el intercambio de información en la materia entre los países, como el cruce de datos sobre delincuentes en búsqueda y captura.

España aspira también a acordar con el resto de sus socios un compromiso para facilitar el intercambio de profesionales cualificados entre los países iberoamericanos, lo que debería cristalizar en un futuro en la agilización de visados, entre otras facilidades.

También se pretende adoptar una Carta iberoamericana de las pymes, un primer paso para facilitar la instalación de pymes en otros países de la Comunidad Iberoamericana.