17 de noviembre de 2012

Cumbre Ib.- La Paz aclara que Morales no se reunió con Rajoy porque estaba siguiendo los sucesos en Cochabamba

MADRID, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano ha desmentido este viernes que su presidente, Evo Morales, no se reuniera este viernes con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por una supuesta indisposición y ha aclarado que el mandatario estaba siguiendo los sucesos en Cochabamba, donde se han producido protestas campesinas.

Ayer, fuentes de Moncloa habían informado de que una "leve indisposición" iba a impedir a Morales mantener el encuentro previsto con Rajoy.

Horas después, la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, ha asegurado desde La Paz que, tras hablar con la delegación boliviana que asiste a la Cumbre Iberoamericana de Cádiz, ha podido confirmar que "el presidente está muy bien de salud", informa la agencia oficial ABI.

Según ha precisado, a la hora de la reunión programada con Rajoy, Morales hacia un seguimiento a los hechos ocurridos en Colomi, una localidad de Cochabamba cuyos habitantes protagonizaron altercados con la Policía, en los que resultaron heridos 56 agentes, tras bloquear la carretera que une la ciudad de Cochabamba con la de Santa Cruz.

"Lo que pasa es que el presidente ese momento estaba siguiendo los hechos que se han suscitado en Colomi, en Cochabamba", ha subrayado la ministra. "Esa simplemente ha sido la razón, un interés y una preocupación sobre la actividad en Bolivia", ha aclarado.

En este sentido, ha considerado "lógica" la suspensión del encuentro con Rajoy ya que el presidente estaba preocupado por los hechos que se estaban produciendo en esos momentos en el país.

Morales "espera que ese tema se vaya a solucionar, como al parecer puede darse, con una negociación en la Gobernación de Cochabamba entre las partes en conflicto", ha remachado Dávila.

LOS SUCESOS

Más de medio centenar de agentes de la Policía boliviana resultaron heridos este viernes mientras intentaban desbloquear la carretera que comunica las ciudades de Cochabamba y Santa Cruz, cortada por habitantes de la localidad de Colomi --centro del país-- que protestan por el nuevo censo que prepara el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

A juicio de los campesinos de Colomi, este nuevo recuento les hará perder tanto territorio como población en favor de un pueblo vecino, el de Villa Tunari. Estos supuestos cambios variarían los recursos que reciben cada uno de estos municipios.

Decenas de agentes llegaron a la zona este viernes por la mañana para intentar despejar la carretera pero, según el comandante de la Policía en el departamento de Cochabamba, Erwin Montaño, fueron rodeados y agredidos con piedras y palos. Montaño ha denunciado que fueron "brutalmente reprimidos" por la población de Colomi, que incluso obligó a los agentes a refugiarse en cerros cercanos.

Los enfrentamientos se han saldado con 56 policías heridos, dos de ellos con lesiones graves en la cabeza. Además, el "triste desenlace" se completa con un vehículo quemado y otro volcado, según informaciones recogidas por la agencia de noticias oficial ABI.

El gobernador de Cochabamba, Edmundo Novillo, ha lamentado este suceso y ha pedido a los campesinos "que dejen de lado el bloqueo" y "depongan sus actitudes". Novillo les ha instado a respetar un acuerdo suscrito el miércoles y en base al cual las autoridades dan el conflicto por zanjado, si bien los portavoces de la movilización ya han advertido de que no depondrán su actitud hasta que acudan a la zona representantes del Gobierno central y del Ejecutivo departamental.