30 de noviembre de 2009

Cumbre Ib.- El Rey y Zapatero reiteran a la presidenta argentina la voluntad de España de impulsar acuerdo UE-Mercosur

ESTORIL, (PORTUGAL), 30 Nov. (de las enviadas especiales de EUROPA PRESS, Leyre Guijo y Beatriz Fernández) -

El Rey y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han reiterado hoy a la presidenta argentina, Cristina Fernández, la voluntad del Gobierno español de impulsar las negociaciones para la firma de un acuerdo de asociación entre la UE y Mercosur, grupo que integran Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, han informado fuentes gubernamentales españolas.

Acompañados por la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, quien trabaja "intensamente" en este tema, la parte española subrayó que la presidencia española de la UE en el primer semestre de 2010 supone "la mejor oportunidad" para intentar suscribir este acuerdo, añadieron las fuentes.

Ambas delegaciones acordaron en este encuentro de una media hora en los márgenes de la XIX Cumbre Iberoamericana que se celebra en Estoril trabajar conjuntamente en favor de la consecución del acuerdo, ya que Argentina presidirá el Mercosur coincidiendo con el semestre de la presidencia de la UE.

Al margen de este encuentro, tuvo lugar otro, a nivel informal, de los ministros de Exteriores de España y Portugal, con sus homólogos de Mercosur, en el que se evaluó "la situación" en la que se encuentran las negociaciones para la firma del acuerdo entre este bloque y la Unión Europea.

Los cancilleres manifestaron el "alto interés político en un pronto reinicio de dichas negociaciones". Asimismo, los ministros, entre los que estaba Miguel Angel Moratinos, ratificaron la "aspiración" de que se logre "un acuerdo equilibrado y ambicioso", según informó la organización de la cumbre en un comunicado.

Según fuentes gubernamentales españolas, durante esta reunión los ministros de Portugal y de los cuatro países de Mercosur pidieron a Moratinos que durante la presidencia española de turno de la Unión Europea "se dé el impulso político necesario" para que se cierre el acuerdo.