30 de noviembre de 2009

Cumbre Ibe.- Moratinos dice que España "no reconoce" las elecciones pero "tampoco las ignora"

ESTORIL (PORTUGAL), 30 Nov. (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Leyre Guijo) -

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, explicó este lunes que España "no reconoce" las elecciones presidenciales que se celebraron ayer en Honduras pero "tampoco las ignora" puesto que de ellas han surgido "nuevos actores políticos" y, motivo por el cual, defendió la búsqueda de "un mecanismo de diálogo" que permita una salida a la crisis.

El jefe de la Diplomacia que recordó que, desde el golpe de Estado del 28 de junio, España lo condenó y "pidió la restitución del presidente democráticamente electo y el retorno a la institucionalidad democrática", consideró que las elecciones transcurrieron "en un marco político de falta de transparencia y de garantías suficientes", pero, agregó, el Gobierno no ignora que "hay nuevos actores y una nueva realidad expresada por un sector de la opinión pública hondureña".

Por lo tanto, "lo que tenemos que buscar es perseverar en una solución política" para lo que, indicó, "estamos en consultas con los distintos actores de la comunidad iberoamericana para ver cómo podemos armar y establecer una plataforma de diálogo que permita salir definitivamente de la crisis a Honduras".

En este diálogo, dijo, y a falta de que "haya un reconocimiento de que ha habido un candidato que ha recibido un mayor apoyo", el vencedor de los comicios, el candidato opositor del Partido Nacional, Porfirio Lobo, "tendrá lógicamente algo que decir y será por tanto un nuevo actor en el diálogo" con el presidente derrocado, Manuel Zelaya.

NUEVA ETAPA

No obstante, Moratinos pidió tiempo porque "se están haciendo gestiones para ver cómo se puede organizar esta nueva plataforma, que corresponde a los hondureños". Todos los participantes en la XIX Cumbre Iberoamericana, subrayó, "lo que queremos es dar el respaldo de la comunidad iberoamericana a esta nueva etapa que se está abriendo en Honduras sin entrar en reconocimientos y mirando, sobre todo, a esa reconciliación nacional que es tan necesaria" en el país centroamericano.

En este sentido, se mostró convencido de que en esta cumbre, a propuesta de la presidencia portuguesa de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, se firmará una "declaración consensuada" para reforzar "el compromiso de todos los países iberoamericanos con una salida democrática, pacífica, políticamente aceptable" en Honduras.

En cuanto a la posición que adoptará la Unión Europea, dijo que la presidencia sueca ya está manteniendo contactos con los Veintisiete y aseguró que "habrá una posición única" que, según él, "irá, espero, en la línea" de la postura expresada por España.