3 de noviembre de 2006

Cumbre.- Los líderes iberoamericanos se reúnen hoy en Montevideo en medio de "tensiones" en la región

España da especial importancia a que se hable de inmigración y animará a un abaratamiento en el envío de remesas

MONTEVIDEO, 3 Nov. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Antonio Rodríguez) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países que forman la Comunidad Iberoamericana presidirán a partir de hoy en Montevideo (Uruguay) una nueva cumbre anual que se celebra este año en medio de "tensiones" regionales debido, básicamente, a los diferentes procesos electorales y a las disputas políticas que han tenido varios socios iberoamericanos en los últimos meses, según indicaron fuentes diplomáticas españolas.

En este año 2006 se desarrollarán un total de 11 procesos electorales -este mismo domingo hay comicios presidenciales en Nicaragua-- y en las últimas semanas se han producido diversas disputas entre países iberoamericanos. Así, Venezuela y Guatemala han competido durante casi 50 votaciones por hacerse con el 'escaño latinoamericano' en el Consejo de Seguridad de la ONU para el bienio 2007-2008 hasta que ambos Gobiernos cedieron y aceptaron una alternativa única de consenso en Panamá.

Además, Uruguay, anfitrión de la Cumbre, y Argentina siguen inmersos en el contencioso de las 'papeleras' pese al veredicto del Tribunal Internacional de La Haya que vino a dar la razón al primero de los dos países. Las autoridades argentinas protestaron ayer mediante una nota diplomática el cierre de puentes sobre el Río de la Plata ordenado por el Ejecutivo uruguayo de Tabaré Vázquez. Debido a ello, se espera que la estancia del mandatario argentino, Néstor Kirchner, sea breve en Montevideo y no tiene previsto reunirse a solas con Vázquez.

En tercer lugar, las acusaciones de injerencia política del venezolano Hugo Chávez en países vecinos de la región le ha granjeado la enemistad de Gobiernos como los de México, Perú o, más recientemente, Ecuador. En último término, la situación interna de Cuba preocupa a los socios iberoamericanos ante el deterioro físico de Fidel Castro y la constatación de que seguramente no podrá reasumir sus poderes al frente del país.

La delegación española, encabezada por el Rey don Juan Carlos, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, será la más numerosa de las presentes en la capital uruguaya. El monarca y el jefe del Ejecutivo iniciarán hoy su jornada en Montevideo con el almuerzo habitual antes del inicio de las Cumbres con el presidente mexicano, Vicente Fox.

La ceremonia de inauguración de la Cumbre se celebrará a las 19:00 horas (22:00 de la noche en España) en el Teatro Solís de la capital uruguaya, tras lo cual los mandatarios irán a pie al Edificio Independencia para saludar al pueblo de Montevideo y asistir a la cena ofrecida por el presidente de Uruguay.

ABARATAR EL ENVÍO DE REMESAS

El lema central de la reunión de Montevideo --'Migración y Desarrollo'-- cobra "especial significado" para España, según fuentes gubernamentales, ante la presión migratoria que sufre nuestro país en los últimos meses. Uno de los objetivos de la Cumbre es cómo abaratar el envío de las remesas de los emigrantes que en 2005 alcanzaron en Latinoamérica la cifra de 54.000 millones de dólares. Además, casi la mitad de los 3 millones de migrantes iberoamericanos son mujeres y no solamente el movimiento migratorio se produce hacia fuera del continente americano, sino que otros dos millones de iberoamericanos se mueven dentro del continente.

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, subrayó recientemente que Latinoamérica crece pero no lo suficiente y que los flujos migratorios irán aumentando mientras las economías latinoamericanas no creen más empleo que el de la actualidad. Se calcula que tendría que crecer un 7 por ciento para conseguirlo.

Sin embargo, la potencialidad de la región es "enorme" ya que los países iberoamericanos -inclusive España, Portugal y Andorra-- representan un 10 por ciento de la población mundial, su PIB es el 8 por ciento de la riqueza mundial y también representan un 8% del comercio internacional.

La Cumbre de Montevideo celebrará en paralelo dos foros a semejanza de lo que se hizo en Salamanca el pasado año: el Foro Empresarial y el Foro Cívico. En el primero se abordarán los aspectos económicos prestando especial atención a la situación "de tensión" en el continente debido a los cambios políticos que traen consigo los 11 procesos electorales de este año.

Mientras, en el Foro Cívico se intentará seguir impulsando una mayor presencia de la sociedad en la vida política de estos países. En las conclusiones se ofrecerán la perspectiva ciudadana de los procesos y políticas que afectan a la lucha contra la pobreza y a los derechos políticos, sociales, económicos y culturales de la población. Las citadas fuentes insistieron en que con estos encuentros se pretende promover la ciudadanía iberoamericana y su participación en estos debates de las cumbres.

INICIATIVAS DE ESPAÑA

España presentará un comunicado propio --y a falta de saber si pedirá el respaldo de los líderes iberoamericanos al proceso de paz en nuestro país-- sobre propiedad industrial e igualdad de genero, mientras que Argentina pedirá el respaldo iberoamericano a su reclamación territorial de las Malvinas, Colombia hablará de su proceso de paz con las guerrillas, Brasil de la lucha contra la pobreza y México, por último, de la reciente decisión de Washington de construir un muro de separación en más de 1.000 kilómetros de su frontera común.

Asimismo, la delegación española propondrá a la Secretaría General Iberoamericana una serie de iniciativas: en primer lugar, un mecanismo iberoamericano de becas de estudios a semejanza del 'erasmus' en la Unión Europea, junto con la elaboración de una propuesta para el acceso al agua potable en el continente americano ya que 70 millones de personas no tienen acceso al mismo y 130 millones no disponen de acceso a servicios de saneamiento.

En tercer lugar, el Gobierno español reclamará una iniciativa para fomentar alianzas de los países iberoamericanos para 'fortalecer' el tejido productivo y ayudar a canalizar los beneficios de la bonanza económica que vive el continente americano. En último término, se presentará una propuesta hispano-peruana para atender mejor las necesidades de las poblaciones indígenas y afro descendientes en los países de la región.

La declaración final de la Cumbre incluirá una mención especial a la Alianza de Civilizaciones y un agradecimiento expreso a España y México por sus contribuciones a esta iniciativa que se encuentra ya en su recta final de elaboración. Además, se resaltará la importancia del canje de deuda por educación en un momento en el que las necesidades financieras del continente americano en este sector ascienden a 490 millones de euros anuales, de los cuales el 45% son déficit en inversiones para escuelas o ayudas específicas.

España lleva a cabo esta política sólo con países de sobre endeudamiento y hasta ahora ha canjeado 55 millones a Ecuador, 50 a Honduras, 16 a Nicaragua, 10 a El Salvador, 10 a Guatemala, 58 a Bolivia y 20 Perú, es decir, 219 millones de euros en total.

Por último, los líderes iberoamericanos aprobarán el Plan iberoamericano de Alfabetización para el período 2007-2015 que supone un avance con respecto a Salamanca en el objetivo de erradicar este fenómeno en todo el continente americano, en línea con la próxima celebración del Año Iberoamericano del Alfabetismo durante 2007.