3 de noviembre de 2006

Cumbre.- El presidente uruguayo recuerda la inmigración española para subrayar que nadie emigra 'alegremente'

MONTEVIDEO, 3 Nov. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Antonio Rodríguez) -

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, dio esta tarde el inicio oficial a la XVI Cumbre Iberoamericana de Montevideo con una intervención en el Teatro Solís en el que recordó la inmigración española de siglos pasados para subrayar que nadie emigra en la actualidad "alegremente o por deporte".

"Los procesos migratorios son bastante más que un enunciado teórico. Nadie emigra alegremente o por deporte. Los uruguayos lo sabemos por experiencia propia pues muchos de nosotros somos hijos de emigrantes que llegaron a este pequeño gran país trayendo como único equipaje sus sueños modestos y su deseo firme de hacerlo realidad", señaló Vázquez.

En su opinión, es necesario un compromiso sobre migración que contemple "los derechos, los deberes y la corresponsabilidad" de todos los países iberoamericanos. "Un compromiso que tanto los países de salida como los receptores podamos suscribir y cumplir. Un compromiso que no sólo apunte a gobernar el complejo fenómeno migratorio sino que también coadyuve al desarrollo que a parte de ser tema de esta reunión, constituye un desafío evidente para todos", aseveró.

Asimismo, el mandatario uruguayo subrayó que a los países iberoamericanos les une. "acaso más que el pasado, la necesidad y la posibilidad, de un futuro mejor". La única forma de realizarlo adecuadamente es abordarlo, a su juicio, "con conciencia, con pasión, con compromiso y con voluntad".