4 de noviembre de 2006

Cumbre.- Zapatero propone un 'erasmus' iberoamericano y una "alianza" de empresas españolas con latinoamericanas

MONTEVIDEO, 4 Nov. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Antonio Rodríguez) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, realizó esta mañana una serie de propuestas para reforzar la cooperación iberoamericana entre las que destaca la creación de un mecanismo que permita el intercambio de estudiantes universitarios a semejanza del 'erasmus' europeo y una alianza de empresas españolas y portuguesas con sociedades "pequeñas y medianas" de países latinoamericanos.

Los avances en el ámbito cultural y educativo son "sin duda" los que "más pesan", a su juicio, en el acervo común iberoamericano. Por ello, el jefe del Ejecutivo consideró en su intervención que sería "necesario" acordar para esta la iniciativa del 'erasmus' iberoamericano una "denominación emblemática de referencia".

Tras constatar el período de bonanza económica que vive el continente americano, estimó que sería importante incluir en la agenda común "la necesidad de trabajar en pro de alianzas de empresas de los países europeos con empresas pequeñas y medianas de países latinoamericanos que contribuyan a fortalecer el tejido productivo y favorecer la integración" en la región.

En tercer lugar, Zapatero propuso en el ámbito social y de lucha contra la pobreza que haya una iniciativa para el acceso de agua potable en el continente americano en cumplimiento con el séptimo punto de los Objetivos del Milenio que la comunidad internacional aprobó en el año 2000.

El presidente del Gobierno subrayó los "desafíos muy graves y complejos" a los que se enfrentan los países iberoamericanos. "El terrorismo, particularmente el vinculado al extremismo fundamentalista, es el desafío que actualmente genera mayor preocupación y temor. (...) Siendo indiscutiblemente un enemigo terrible, el terrorismo internacional no es la única gran amenaza, ni tal vez la más grave, a la que se enfrenta la Humanidad en el siglo XXI", afirmó.

En su opinión, la primera es el hambre y la pobreza en grandes áreas del globo. "Las cifras son escandalosas. 45 millones de personas mueren al año de hambre y malnutrición. La mitad de los niños del mundo vive en condiciones de pobreza. La mitad de la población mundial vive con menos de 2 dólares al día", puso como ejemplo. En cuanto al cambio climático, lamentó que la desertificación haya provocado el desplazamiento de 25 millones de personas y en el horizonte de 2100 un tercio del planeta podría no ser cultivable.

Respecto a la amenaza del peligro de agotamiento de los recursos naturales, Zapatero hizo hincapié en que, al ritmo actual de consumo energético, para que toda la población mundial pudiera disfrutar de las condiciones de vida de los europeos, harían falta los recursos naturales de más de dos planetas Tierra y casi cinco para compartir el ritmo de vida actual de Estados Unidos.

La cuarta gran amenaza se refiere, en su opinión, al agua. "Una persona de cada cinco en el mundo no tiene acceso al agua potable. Y la situación empeora. Se calcula que en 15 años se habrán agotado o contaminado las fuentes de agua potable en Gaza", advirtió. Además, estimó que 56 millones de personas no tienen acceso a agua limpia en América Latina y que 132 millones carecen de servicios de saneamiento adecuados.

"La realidad de nuestros días, las amenazas que nos acechan, nos obligan a adoptar un nuevo concepto de seguridad. La seguridad no puede ser preservada solamente con recursos militares o policiales. Necesitamos consenso y utilización colectiva de muchos y diversos instrumentos. Por ello es hoy más importante que nunca construir y defender un sistema multilateral efectivo. El marco básico son las Naciones Unidas, pero conviene reforzar todo su entramado institucional y convencional", concluyó.