12 de mayo de 2006

C.Viena.- Una activista de Greenpeace irrumpe en la foto de familia para protestar contra las papeleras en Uruguay

VIENA, 12 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Clara Pinar) -

Una activista de Greenpeace vestida con un escueto traje de carnaval irrumpió hoy por sorpresa en el momento en el que los líderes de Europa y América Latina se hacían la tradicional foto de familia para protestar contra la construcción de varias papeleras en la frontera de Uruguay con Argetina.

La reina del carnaval de la ciudad argentina de Gualeguaychú --en frente de donde se prevé ubicar a las papeleras-- Evangelina Carroza, consiguió ser acreditada en la Cumbre de Viena como periodista y este viernes salió de manera imprevista desde el grupo de prensa gráfica en el momento en el que los líderes europeos y latinoamericanos posaban en la tradicional "foto de familia" que tiene lugar en cada cumbre.

Carroza portaba una pancarta de Greenpeace y con la bandera uruguaya y argentina donde podía leerse "Basta Ya de Papeleras Contaminantes".

El incidente provocó la sonrisa de los líderes, que se vieron sorprendidos por la aparición de una mujer vestida en bikini de lentejuelas y que rápidamente fue evacuada del lugar por miembros de la seguridad.

Gualeguaychú es la ciudad argentina en la ribera del río Uruguay situada justo en frente de la población uruguaya de Fray Bentos, donde las papeleras españolas ENCE y la finlandesa Botnia planean la construcción de dos plantas de celulosa con el acuerdo del Gobierno de Tabaré Vazquez.

El proyecto cuenta con la férrea oposición del Gobierno de Argentina, lo que ha provocado un enfrentamiento entre ambos países, que seguirá incluso por la vía judicial con la denuncia que presentó Argentina al Tribunal Penal Internacional de La Haya, que celebrará una vista el 8 y 9 de junio.

Posteriormente, la activista explicó a la prensa que consiguió acreditarse como periodista junto con la coordinadora de la Campaña contra la Contaminación de Greenpeace en Argentina, Paula Brugman, quien reclamó "un acuerdo entre los presidentes (Vázquez y su homólogo argentino, Néstor Kirchner) y que lleguemos a lograr un plan de producción limpio para la industria del papel en toda la región".

Brugman aseguró que la empresa española ENCE y la finlandesa Botnia "tienen mucha responsabilidad sobre lo que está ocurriendo entre países que han sido tradicionalmente hermanos".

No reivindicó la mediación española, sino que las empresas "colaboren". "Pedimos que las papeleras paren la construcción, que hagan un cambio de tecnología que permita que no se contamine el Río Uruguay".