12 de mayo de 2006

C.Viena.- Cuba acusa a la UE de "manipulación" en Derechos Humanos y niega la asociación estratégica con América Latina

Considera que el rechazo a la Ley Helms Burton en la declaración de la Cumbre es una victoria de la Revolución

VIENA, 12 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Clara Pinar) -

El vicepresidente de Cuba, Carlos Lage, acusó hoy a la Unión Europea de "manipulación en los temas de Derechos Humanos" en el ámbito internacional durante su intervención en la Cumbre de Viena, donde aseguró que "no existe" la pretendida relación birregional con América Latina, puesto que "la verdadera asociación estratégica de la UE es con Estados Unidos".

Lage protagonizó una dura intervención ante los líderes europeos y latinoamericanos reunidos hoy en Viena, donde denunció "la manipulación de los temas de los Derechos Humanos, la democracia y el terrorismo", que "se usan después para justificar agresiones, sanciones y bloqueos.

Asimismo, reprochó que Europa no apoye ninguna de las causas que defiende Cuba en el terreno de los Derechos Humanos, como el hecho de que "la UE acordó en secreto no votar por Cuba para el Consejo de Derechos Humanos" de la ONU "mientras mira para otro lado cuando se trata de condenar los crímenes y las torturas en Irak, Guantánamo y otras prisiones secretas, incluso en su propio territorio".

Abundó que la UE "no ha reclamado jamás que el más sangriento terrorista del hemisferio occidental, Luis Posada Carriles (exiliado y detenido en Estado Unidos) frente a la justicia" ni que "haya pronunciado jamás una palabra a favor de la liberación de cinco jóvenes cubanos injustamente encarcelados en Estados Unidos por luchar contra el terrorismo".

Lage admitió al término de su discurso que "tal vez estas palabras puedan resultar duras para algunos", puesto que también aseguró que la relación estratégica que se inició durante la I Cumbre UE-América Latina y Caribe en Río en 1999 "no existe".

"La UE pierde peso y presencia en América Latina y el Caribe y se concentra de manera evidente en su creciente expansión hacia el Este y en su relación con Estados Unidos", el país con quien aseguró que Europa tiene "la verdadera asociación estratégica".

Por una parte, constató que la participación de América Latina en el comercio exterior de la UE "tiende a descender y es hoy apenas el 5%" y que la UE "incumple" el compromiso de destinar el 0,7% de su PIB a la ayuda oficial al desarrollo", que cada vez se condiciona a la cancelación de la deuda o a gastos militares. Por otra, recordó que "la UE es aliada de los Estados Unidos en la OTAN".

INMOVILISMO

El vicepresidente cubano minimizó la importancia de las relaciones entre la UE y América Latina a un mes escaso de que los 25 Estados miembros vuelvan a analizar como hacen cada año la posición común que la UE instituyó en 1996 hacia la isla.

Precisamente, Lage se reunió ayer en Viena con el comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel. Según fuentes comunitarias, Michel volvió a ofrecer a Cuba la posibilidad de recibir ayuda al desarrollo de la UE como instrumento para mantener un diálogo autoridades de la isla.

Las fuentes agregaron que Lage no flexibilizó su postura a pesar de los argumentos que le dio Michel a favor de una mayor cooperación política entre la UE y Cuba y que argumentó prácticamente los mismo que manifestó hoy ante los líderes europeos y latinoamericanos, diciendo que era una hipocresía pedir a Cuba una mejora de la situación política cuando la UE sigue sin actuar contra Guantánamo o contra los presos cubanos en Estados Unidos.

VICTORIA DE LA REVOLUCIÓN

Por otra parte, Lage calificó hoy de "victoria de la Revolución cubana" la inclusión en la declaración oficial de la Cumbre de Viena de una mención de rechazo a la Ley Helms Burton, en virtud de la cual Estados Unidos reforzó el bloqueo a la isla en 1996.

El texto incluye, a instancias de Cuba, una mención a esta norma, a pesar de las reticencias que mostraron durante el proceso de redacción algunos países como Reino Unido, Polonia o República Checa.

En concreto, el borrador de la declaración que respaldarán hoy los líderes europeos y latinoamericanos rechaza "firmemente todas las medidas coercitivas con carácter extraterritorial que son contrarias a la ley internacional y a las reglas comúnmente aceptadas de libre comercio".

"Coincidimos en que este tipo de prácticas supone una seria amenaza al multilateralismo. En este contexto, recordamos la resolución de la asamblea general de la ONU 60/12, reafirmamos nuestra bien conocida posición en la aplicación de las provisiones extraterritoriales de la ley Helms Burton", continúa el texto.