12 de mayo de 2006

C.Viena.- Morales subraya el diálogo con España pero lamenta la confusión con los colaboradores de Zapatero

Afirma que las empresas que cumplan la legislación boliviana tendrán seguridad jurídica

VIENA, 12 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Clara Pinar) -

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy que el diálogo con España "seguirá abierto" y achacó la confusión sobre la ayuda prometida por España a su país a "la falta de coordinación con los colaboradores" del Gobierno español.

Morales subrayó que "el presidente de España está dispuesto a ayudar a resolver temas sociales, especialmente ha ratificado lo que dijo meses atrás, una condonación por educación" y "pronto va a destacar una delegación a Bolivia para que pueda concretar los temas sociales".

El presidente boliviano no dejó ninguna duda sobre el cumplimento de España de condonar la deuda de Bolivia a cambio de ayuda para el sector de la educación durante la rueda de prensa que siguió a la clausura de la Cumbre UE-América Latina y Caribe, así como después de la reunión bilateral que mantuvo esta tarde con el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero.

"El diálogo siempre estará abierto y es verdad mi impresión meses atrás que decía condonación por educación", aseguró Morales, zanjando definitivamente la polémica que él mismo creo ayer, cuando reprochó al Gobierno español de no haber cumplido sus compromisos con su país en términos de ayuda.

Morales se desdijo de estas afirmaciones en la carta que remitió hoy al ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, en la que aseguró que "nunca acusamos al Gobierno de España de incumplir sus compromisos con Bolivia".

A este respecto, el presidente boliviano aclaró hoy que no había recibido "ninguna sugerencia ni pedido de aclaración con relación al tema de la condonación" y achacó lo sucedido a que "faltó un poco de coordinación con los colaboradores" de Rodríguez Zapatero.

"Como siempre, la charla que tuve con el presidente (español) fue buena, pero faltó un poco de coordinación con los colaboradores, lo que también puede pasar con nuestros colaboradores en Bolivia y lo que también pasó en algún momento con Brasil", explicó Morales. No obstante, apuntó que "es otra mi experiencia con colaboradores de Fidel y Chávez, mucho más operativos y directos sus delegados en temas específicos".

REPSOL SOCIO, NO DUEÑO

El origen de los comentarios sobre la ayuda española que ayer dieron lugar a la polémica fue la decisión de Bolivia de nacionalizar sus hidrocarburos, con un objetivo en el que Morales insistió en la rueda de prensa de hoy.

Aseguró que "no estamos expulsando a nadie ni estamos expropiando" y garantizó que Repsol seguirá siendo socio, no dueño de nuestros recursos naturales" y que "las empresas, sean nacionales o transnacionales, si respetan las normas bolivianas tendrán seguridad jurídica".

Recordó que la nacionalización de los hidrocarburos es un compromiso que contrajo con el pueblo boliviano antes de los comicios en los que fue elegido presidente y extendió este compromiso a "la UE, América Latina y las empresas". "Necesitamos socios, repito, no dueños ni patrones", insistió y aludió directamente a las petroleras española Repsol YPF y brasileña Petrobras .

Con respecto a Petrobras, Morales dijo que se reunirá mañana por la mañana con su homólogo brasileño, Luis Ignacio 'Lula' da Silva, donde esperó asentar "algunas bases para que sigamos siendo aliados".