13 de mayo de 2006

C.Viena.- La UE, Chile y México constatan los beneficios comerciales de sus acuerdos de asociación

VIENA, 13 May. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Clara Pinar) -

La Unión Europea (UE) constató hoy el incremento de los flujos comerciales y las inversiones con los dos únicos países de América Latina con los que tiene a día de hoy acuerdos de asociación, México y Chile, y con los que hoy celebró sendas cumbres bilaterales.

El canciller de Austria y presidente de turno de la UE, Wolgang Schussel, y el presidente de la Comisión Europea (CE), Jose Manuel Durao Barroso, encabezaron por parte europea las reuniones en las que participaron los presidentes de México, Vicente Fox, y de Chile, Michelle Bachelet.

El acuerdo de asociación entre la UE y México está vigente desde 2002 y con Chile, desde 2003. Ambos comparten una misma estructura que incluye el diálogo político, la cooperación y una zona de libre comercio. Precisamente, éste es el tipo de acuerdos que negocian actualmente Bruselas y el Mercosur, y que, según el acuerdo que se tomó ayer, se iniciarán con América Central.

Bachelet, Schussel y Barroso destacaron en rueda de prensa al término de la reunión en la que destacaron que desde la entrada en vigor del acuerdo bilateral las inversiones directas en ambas direcciones han alcanzado los 10.000 millones de euros.

La presidenta chilena agregó que la UE es el principal socio comercial de Chile fuera de América Latina y que las importaciones chilenas crecieron un 115% hacia Europa, lo que representa el 60% del total.

Por lo que respecta a México, una declaración conjunta al término de la cumbre bilateral subrayó que durante los cinco años de aplicación del acuerdo las dos partes "han pasado a ser socios comerciales preferentes, fuertes y estratégicos", en una relación que se propusieron seguir profundizando mediante las aperturas progresivas de mercados que todavía queda por concluir en servicios, agricultura e inversiones.

Las dos reuniones también fueron la posibilidad de que las partes analizaran la situación política en América Latina. En el ámbito de la energía, Chile y la UE conversaron sobre las energías renovables, el uso responsable y la reducción de la dependencia de un único abastecedor y México pidió colaboración a Europa para desarrollar el Programa Mesoamericano de Integración Energética.

En las declaraciones del encuentro con México se hace también una mención especial a la emigración, comprometiéndose a trabajar para que ésta sea beneficiosa para sus países, pero también para los emigrantes.

En concreto, apostaron por mantener "actuaciones comunes respecto al trato, derechos e integración de los migrantes, a la facilitación de las transferencias de remesas de los emigrantes que sean de carácter privado y a la reducción de los costes correspondientes" y a hacer "esfuerzos conjuntos para tratar la inmigración irregular".