2 de julio de 2009

Datos desempleo y confianza confirman "brotes verdes" en España

Por Manuel María Ruiz

MADRID (Reuters/EP) - La segunda reducción consecutiva del desempleo y la gradual mejora de la confianza del consumidor en España confirman la existencia de "brotes verdes" en la economía doméstica, pero persisten dudas sobre la posibilidad de que estos minúsculos retoños no se marchiten después del verano.

El Ministerio de Trabajo e Inmigración dijo el jueves que el desempleo se redujo en algo más de 55.000 personas en junio, mientras el Instituto de Crédito Oficial (ICO) constató que la confianza de los consumidores españoles continúa mejorando.

El presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que calificó el dato laboral de 'muy bueno' se mostró esperanzado de que la economía haya dejado atrás lo peor y comience a remontar.

"Tenemos que ser prudentes, pero esto quiere decir que las medidas del Gobierno están teniendo efecto y que hay algún indicio de que la situación económica, al menos en este segundo trimestre, es mejor que en el primer trimestre", dijo el jefe del Ejecutivo, en una entrevista radial.

Para algunos expertos, la economía da signos de una cierta mejora, pero no descartan una recaída hacia la parte final del año.

"Hay una ralentización fuerte en el ritmo de deterioro que va a persistir a lo largo del verano (europeo), pero la gran pregunta es qué va a pasar después", planteó Carlos Maravall, economista de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

"Pensamos que puede haber un deterioro hasta diciembre", añadió el experto de AFI.

En líneas generales, economistas reflexionaban sobre una cuestión que, con el paso de los meses, se ha revelado como enormemente trascendente y que, en la medida que va despejando algunas sombras, también va arrojando nuevas incógnitas.

Para el director del servicio de estudios de Caixa de Catalunya, Xavier Segura, cuando estalló la crisis económica-financiera internacional, muy probablemente se hizo un análisis pesimista en su evolución en el corto plazo, pero optimista con referencia al mediano y largo plazo.

"La idea es que estos datos nos confirman los brotes verdes, esto es evidente, pero nuestro diagnóstico es que parecía que había un exceso de pesimismo con relación al corto plazo y al revés para el medio y largo plazo", apostilló Segura.

Según este experto, era lógico creer que tras los pésimos datos económicos del cuarto trimestre del 2008 y primero del 2009, la economía experimentará un rebote tras el aluvión de medidas fiscales, económicas y monetarias adoptadas por los distintos gobiernos y los bancos centrales.

Sin embargo, ahora, una parte importante de expertos, economistas y observadores del ámbito financiero se preguntan si el costo de todas estas iniciativas no será demasiado alto en una perspectiva temporal más prolongada a la vista de los fuertes endeudamientos que ha supuesto en términos globales.

En este sentido, Segura dijo sería clave identificar el timing exacto de cuándo será apropiado retirar todas las medidas posibles de apoyo adoptadas hasta ahora, más aún, cuando no se ha hecho mucho hincapié en abordar reformas estructurales.

EL INFIERNO ACECHA

Pero el aspecto que más preocupa sin excepción a los expertos es la nueva subida el precio del petróleo.

"Sin duda, esto (el alza del precio del crudo) es lo que puede marchitar los brotes verdes, lo que puede complicar las políticas monetarias y lo que puede profundizar más en la crisis, más todavía de lo que hemos visto hasta ahora", dijo un analista que pidió mantener su nombre en reserva.

Para este analista, el precio del crudo tiene la manija de la evolución de la economía mundial en el corto y medio plazo.

"Un petróleo en subida libre ahora podría llevar a una situación de estanflación a no pocos países y de recesión a otros tantos", añadió.

(Información de Manuel María Ruiz)