7 de julio de 2009

DATOS-Preguntas y respuestas sobre los uighures

PEKIN (Reuters/EP) - Policías chinos han arrestado a más de 1.400 sospechosos en conexión con los disturbios en la capital de la región musulmana de Xinjiang que han dejado 156 muertos y más de 800 heridos, dijeron el martes medios estatales.

El Gobierno chino ha culpado a separatistas exiliados por los disturbios ocurridos el domingo en Urumqi, capital de la región, en el peor incidente de violencia de origen étnico en años en China.

¿QUIENES SON LOS UIGHURES?

Xinjiang alberga a unos 8 millones de uighures, que representan casi la mitad de la población total de la región.

Muchos uighures -un pueblo turco mayoritariamente islámico, que comparte lazos lingüísticos y culturales con Asia central- están molestos por la creciente presencia y el control económico de la etnia china han, así como por el control del Gobierno sobre la religión y la cultura.

Militantes uighures exiliados han buscado generar agitación para establecer un Turkistán Este independiente en Xinjiang, región rica en petróleo que limita con Pakistán, Afganistán y Asia central.

China ha acusado a los militantes uighures de organizar una serie de ataques terroristas contra civiles chinos desde la década de 1990 y aludieron a sus lazos con Al Qaeda, pero grupos de derechos humanos dicen que Pekín usó su apoyo a la guerra contra el terrorismo del anterior gobierno estadounidense para justificar la represión contra los uighures.

¿PORQUE PROTESTAN LOS UIGHURES?

Los disturbios del domingo se produjeron luego de una protesta por la manera en que el Gobierno manejo un choque en junio entre chinos de la etnia han y empleados fabriles uighures en el sur de China, donde murieron dos uighures.

La causa de fondo de los disturbios posiblemente sean las quejas económicas, culturales y religiosas de larga data que se han acumulado durante décadas de estricto control y que periódicamente se expresan a través de la violencia, aunque hasta ahora nunca había ocurrido con semejante número de muertos.

"En Xinjiang, una de las mayores fuentes de descontento es que hay una importante brecha económica entre la etnia han y los uighures", dijo Barry Sautman, un especialista en políticas étnicas en China de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong.

¿HABRAN MAS DISTURBIOS?

Las fuerzas de seguridad aplastaron rápidamente los disturbios tan pronto como comenzaron, y han establecido una fuerte presencia en las calles.

Varios analistas dicen que podrían haber incidentes aislados en otras ciudades, especialmente aquellas con una mayoría uighur, pero China tiene un fuerte control sobre Xinjiang y su geografía representa un desafío menor que la del vecino Tíbet, por lo que la posibilidad de violencia sostenida durante un largo período es mínima.

"Aunque la escala de la respuesta de las fuerzas de seguridad hace poco probable un deterioro serio del orden público, incidentes de seguridad más limitados y aislados son muy posibles en el clima actual", dijo el analista de Control Risks para China, Andrew Gilholm, en una nota sobre la situación en Xinjiang.

¿HABRA UN CAMBIO EN LA POLITICA HACIA LAS MINORIAS?

Parecería imposible que Pekín pueda ignorar dos importantes estallidos de violencia étnica en sus dos regiones más delicadas en menos de 18 meses.

Dicho eso, los disturbios proveerán argumentos tanto a los funcionarios de línea dura, ansiosos de reforzar la seguridad, como a quienes favorecen las políticas de reconciliación y acuerdo.

"Cada vez que hay importantes incidentes étnicos dos enfoques (gubernamentales) van en vías paralelas", dijo Sautman. "Hay gente que dice 'debemos pensar en un cambio de política' y hay quienes dicen 'debemos ser más eficaces en la captura de separatistas', y creo que ambas cosas probablemente ocurrirán", agregó.

Cualquier examen de fondo posiblemente ocurrirá en privado, debido a que el Gobierno chino ha fomentado durante años el nacionalismo como una ideología unificadora, y prefiere exhibir un rostro fuerte y único a sus ciudadanos y el mundo.