7 de agosto de 2009

DATOS-Principales medidas ecuatoriano Correa durante su gestión

QUITO (Reuters/EP) - Con la promesa de radicalizar su "revolución ciudadana", el presidente izquierdista Rafael Correa asumirá el lunes un nuevo mandato por cuatro años, en medio de un cómodo respaldo popular.

Correa llegó al poder en enero del 2007 y desde entonces ha tomado decisiones en sectores clave, que han sido aplaudidas por gran parte de la población pero criticadas por la oposición y los inversores extranjeros.

A continuación, algunas de las medidas aplicadas por el mandatario.

* Correa, economista con estudios en Estados Unidos y Europa, ha destinado miles de millones de dólares a proyectos sociales para las clases más desprotegidas desde que asumió la presidencia en enero del 2007. Su Gobierno ha invertido unos 2.500 millones de dólares en escuelas, hospitales, viviendas e infraestructura, según datos oficiales.

* A los pocos meses de estar en el cargo, el aliado del presidente venezolano, Hugo Chávez, declaró persona "non grata" al representante del Banco Mundial en la nación, por haber condicionado la entrega de un crédito cuando era ministro de Economía en el 2005.

* Un convencido del modelo socialista, Correa elevó en octubre del 2007 al 99 por ciento la participación del Estado en las ganancias extraordinarias de las petroleras por el alza del crudo. Las firmas presentaron demandas y Correa amenazó con expulsarlas y retener sus activos en el país.

Las amenazas dieron resultados y la española Repsol la brasileña Petrobras y la china Andes Petroleum aceptaron pagar el impuesto, y pasar de socias a operadoras de los yacimientos. La francesa Perenco no aceptó y ahora la estatal Petroecuador opera sus campos, mientras decide su situación legal.

* Correa envió tropas a la frontera con Colombia luego de que Bogotá bombardeara un campo de rebeldes izquierdistas en Ecuador en marzo del 2008. El ataque colombiano molestó a muchos ecuatorianos, que aprobaron la fuerte reacción del mandatario. La disputa, que llegó a levantar temores de conflicto, fue rápidamente atenuada en una cumbre de líderes regionales, aunque ambos países aún mantienen rotas sus relaciones diplomáticas.

* En mayo del 2008, Correa inició un proceso para anular el contrato de la telefónica América Móvil en el país por negarse a cancelar unos 480 millones de dólares por la renovación de su concesión. La firma mexicana terminó aceptando las condiciones, incluida una reducción de tarifas a menos de la mitad de las vigentes. Telefónica de España pagó unos 220 millones de dólares por su concesión.

* En julio del 2008, la policía tomó cientos de empresas propiedad de una poderosa familia ecuatoriana a la que muchos culpan por el colapso del sistema bancario en 1999 que dejó sin ahorros a miles de personas. Correa dijo que el Grupo Isaías adeudaba al Estado millones de dólares luego de que el Gobierno intentara rescatar su banco filial.

* El presidente no dudó en ordenar a militares tomar proyectos gestionados por la constructora brasileña Odebrecht el año pasado, antes de un referendo en el que logró aprobar una nueva Constitución que amplió sus poderes ejecutivos y su influencia en las instituciones. Correa demandó en cortes locales por 210 millones de dólares a la compañía por la defectuosa construcción de una planta eléctrica.

* Correa rechazó en diciembre pasado pagar el servicio de unos bonos que agrupan capital por 3.200 millones de dólares, tras calificarlos de "ilegítimos" por haber sido emitidos en condiciones lesivas para los intereses del país. Tras la moratoria logró recomprar el 91 por ciento de los papeles a un precio de 35 centavos, una operación aplaudida por muchos ecuatorianos, que ven en la deuda externa un lastre injusto para el empobrecido país andino.

* Antiguo misionero católico, el mandatario expulsó en febrero del 2009 a dos funcionarios de la embajada estadounidense acusándolos de injerencia en política interna.

* A nivel interno, a Correa no le tembló la mano para terminar contratos públicos adjudicados a su hermano mayor por no cumplir una norma legal y desatar una agria disputa con medios de comunicación. La pelea trascendió fronteras y amenazó con demandar al diario estadounidense The Wall Street y al español El País por difundir acusaciones respecto a que su Gobierno tenía vínculos con las FARC.

(Por Alexandra Valencia, editado por Alejandro Lifschitz)