12 de noviembre de 2019

Decenas de personas participan en el funeral del sacerdote católico armenio asesinado por Estado Islámico en Siria

Decenas de personas participan en el funeral del sacerdote católico armenio asesinado por Estado Islámico en Siria
Siria.- Decenas de personas participan en el funeral del sacerdote católico arme - ALAA AL-MARJANI/SIRIA - ARCHIVO

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sacerdote de la Iglesia Católica armenia asesinado el lunes junto a su padre por el grupo yihadista Estado Islámico ha sido enterrado este martes en la localidad siria de Qamishli (norte), un acto en el que han participado decenas de personas.

Algunos de los presentes han portado a hombros el ataúd del sacerdote Hovsep Bedoyan desde la Iglesia Católica Armenia de San José hasta el cementerio de los Mártires, donde ha sido enterrado, según la agencia kurda de noticias ANHA.

"Para nosotros son mártires. Lo que ha sucedido confirma que la guerra no ha terminado en esta zona, como nos hubiera gustado", ha afirmado el arzobispo armenio católico de Alepo, Butros Marayati, según la Agencia Fides.

Durante la jornada, el Papa Francisco ha expresado su "cercanía" con los católicos armenios de Qamishli tras el asesinato del sacerdote. "Rezo por ellos, sus familias y todos los cristianos de Siria", ha dicho, en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

Estado Islámico reclamó los asesinatos en la provincia siria de Deir Ezzor, a donde se dirigía el sacerdote para supervisar los trabajos de restauración de una iglesia armenia.

En Deir Ezzor hay una iglesia y un memorial en honor a los Mártires del Genocidio Armenio, si bien la iglesia fue destruida con explosivos en 2014, un suceso achacado a seguidores de Estado Islámico o del antiguo Frente al Nusra, rama de Al Qaeda en el país árabe.

Estado Islámico ha incrementado sus ataques a raíz de la ofensiva militar turca contra las fuerzas kurdas que controlaban el norte y el noreste de Siria para instaurar una 'zona segura' que alejara a las milicias de su frontera.

Durante la jornada del lunes murieron seis personas y 22 resultaron heridas a causa de la explosión de tres bombas en la ciudad de Qamishli, si bien por ahora ningún grupo ha reclamado la autoría de los ataques.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha detallado que dos coches bomba han estallado en la calle Al Uehda y cerca de un hotel situado en el mercado de la localidad, mientras que una bomba ha explotado cerca de una escuela.

El Rojava Information Center publicó fotografías de los lugares de los atentados y resaltó que una de las explosiones había causado daños en una iglesia caldea de la ciudad.

En Qamishli hay al menos once iglesias de diversas confesiones cristianas, incluidas cuatro siriacas ortodoxas, dos asirias, y una caldea, una armenia --que encabezaba el sacerdote asesinado por Estado Islámico--, una católica, una apostólica y una protestante.