28 de junio de 2015

Descubren filtraciones en la seguridad del voto electrónico de Buenos Aires

Descubren filtraciones en la seguridad del voto electrónico de Buenos Aires
YOUTUBE

BUENOS AIRES, 28 Jun. (Notimérica) -

La polémica por el voto electrónico en la ciudad de Buenos Aires vive un nuevo capítulo a escasos días de su estreno en las elecciones a intendente con el descubrimiento de graves filtraciones en la seguridad del sistema con las que se podrían modificar los resultados del escrutinio.

Desde hace varios meses, cuando el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires anunció su intención de implementar un sistema de voto electrónico para las elecciones municipales, se ha establecido un duro sector de organizaciones civiles e informáticos independientes que han denunciado el sistema.

A las irregularidades denunciadas por las empresas competidoras en la licitación pública, que ganó la argentina Magic Software Argentina (MSA), se han sumado numerosas voces que alertan sobre el riesgo de fraude o de violación de derechos básicos como la posibilidad de fiscalizar las votaciones o el secreto del voto.

Para colmo de males, ahora un desarrollador de software anónimo anunció a Télam que se han filtrado "los certificados SSL de los terminales que envían los datos desde las escuelas al centro de cómputos" para el escrutinio.

Como explica el desarrollador, "cualquier persona malintencionada podría con estos certificados SSL enviar resultados falsos del escrutinio y también podría realizar un ataque de denegación de servicio. Es decir, transmitir tantos resultados que hagan que el sistema no pueda procesar los recuentos genuinos".

El motivo de las filtraciones es que los certificados estuvieron publicados por una equivocación en el sitio http://caba.operaciones.com.ar, página que el Gobierno de Buenos Aires había habilitado para un simulacro del voto electrónico que ya no está disponible tras el infausto descubrimiento.

¿IMPRESORA O COMPUTADORA?

Para realizar el voto, el sistema consta de dos máquinas: por un lado, la máquina donde los votantes imprimen su boleta electoral después de elegir en una pantalla a sus candidatos; por otro, la máquina del escrutinio por donde se pasan después esas boletas para que el chip reconozca los datos y los envíe al centro de datos.

Una de las numerosas denuncias que se hicieron al sistema es la posibilidad de archivar información de los votantes o los votos en las máquinas de votación, algo que fue negado por MSA, quien adujo que las máquinas eran simples impresoras sin memoria interna ni conexión a Internet.

Sin embargo, varios informáticos demostraron en las redes sociales que esas "impresoras" trabajan con un sistema operativo Linux y es posible navegar por Internet con ellas: ver vídeos en YouTube o incluso mandar un mensaje en Twitter.

La Fundación Vía Libre (http://www.vialibre.org.ar/) ha sido la punta de lanza de todas estas denuncias e incluso ha elaborado informes sobre los riesgos del sistema (http://www.notimerica.com/politica/noticia-polemico-voto-ele...).

"La aplicación del sistema es abiertamente ilegal", dijo la secretaria, Beatriz Busaniche.

"La ley dice que si se va a aprobar voto electrónico se debe aprobar con mayoría especial en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires y eso no ocurrió. Se sorteó con un ardid discursivo", señaló Busaniche, sumando una grave denuncia a las críticas que la Fundación ya había hecho al sistema con anterioridad.


Para leer más