Destituyen a un alto cargo militar en Chile por homenajear a un genocida

Destituyen a un alto cargo militar en Chile por homenajear a un genocida
16 de octubre de 2018 WIKIPEDIA

   SANTIAGO DE CHILE, 16 Oct. (Notimérica) -

   El director de la Escuela Militar de Chile, el coronel Germán Villarroel, ha sido retirado de su cargo por "las responsabilidades de mando" tras un homenaje que se celebró en sus instalaciones.

   El homenajeado era Miguel Krassnoff Martchenko, actualmente en prisión por 71 crímenes contra los derechos humanos cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

   El pasado 6 de octubre su hijo, Miguel Krassnoff Bassa, fue invitado a las dependencias de la Escuela Militar, donde se educa a los oficiales, para agradecer públicamente "el cariño, la lealtad y la hombría que ha tenido el director de la Escuela Militar, con el subdirector y toda su gente, de poder acordarse del soldado, porque no todos se acuerdan".

   "Para nosotros es súper importante que nuestros padres, que dieron la cara y la vida por Chile y sus familias, estén siempre presentes en el corazón de todos ustedes. Les tocó combatir y dieron el aire que respiramos en nuestra querida patria", añadió Krassnoff.

   El vídeo de este homenaje se hizo público el domingo y ha empujado al Ejército a tomar la decisión de retirar a Villarroel. El ministro de Defensa chileno, Alberto Espina, calificó el evento de "inaceptable" y dio un plazo de 24 horas para investigar la situación.

   

   Fuera del Gobierno, también la directora del Instituto de Derechos Humanos, Consuelo Contreras, ha denunciado los hechos. "Actos como este, realizados en dependencias de una institución del Estado, constituyen una nueva afrenta a la dignidad de las víctimas, con acciones de carácter negacionista contrarias al derecho internacional", ha declarado.

   El Ejército también ha retirado al coronel Krassnoff Bassa, que actualmente ejercía de director de la Escuela de Idiomas. Ambos militares, según ha comunicado el Ejército, han provocado un "grandísimo daño" a la institución, que "es y será siempre respetuosa de las resoluciones de la justicia".