12 de abril de 2015

Detenido un responsable de la desaparición de los 43 'normalistas'

Detenido un responsable de la desaparición de los 43 'normalistas'
TWITTER

     MÉXICO DF, 12 Abr. (Notimérica) 

   Las fuerzas de seguridad mexicanas han detenido a Miguel Ángel Landa Bahena, acusado de estar involucrado en la desaparición de los 43 'normalistas' de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero, hace más de seis meses.

    La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) ha explicado en un comunicado que Landa ha sido identificado como un integrante de la organización criminal liderada por Gildardo López Astudillo, considerado jefe de Guerreros Unidos.

   Cinco de los detenidos en el marco de las investigaciones de la desaparición de los estudiantes han señalado a Landa como uno de los responsables de las agresiones que se cometieron contra los jóvenes.

     Su detención se ha llevado a cabo como parte de las labores en torno a la identificación, localización y detención de los autores materiales de los hechos suscitados en Iguala, Guerrero, el 26 y el 27 de septiembre de 2014.

      Cuatro de las personas detenidas en octubre de 2014 y una más, detenida en noviembre de ese mismo año, señalaron a Landa Bahena como uno de los responsables de las agresiones cometidas en contra de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos

.

    Miguel Ángel Landa Bahena contaba con una orden de aprehensión, que fue cumplimentada por elementos de la Policía Federal en la Delegación Gustavo A. Madero, en el Distrito Federal.

   Al momento de su detención, llevaba un arma cargada con municiones. El detenido y el arma de fuego quedaron a disposición del Ministerio Público de la Federación.

CASO IGUALA

   Los 43 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la del municipio de Tlatelolco.

   Ese día la esposa del alcalde de Iguala, María de los Ángeles Pineda, tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

     Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

   Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron al cártel de Guerreros Unidos.

   A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Queda ahora el análisis de las cenizas, ya que el de los cadáveres de la treintena de fosas comunes halladas en Iguala y municipios cercanos ha revelado que no son los jóvenes.