11 de enero de 2012

Dimite el ministro de Deportes de Costa Rica tras un escándalo

SAN JOSÉ, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Gobierno de Laura Chinchilla ha aceptado la dimisión de su ministro de Deportes, William Todd, quien se ha visto envuelto en la polémica por haber solicitado 2.130 entradas gratis para un partido de fútbol benéfico en favor de los niños con cáncer.

   "Por mutuo acuerdo con la presidenta presenté mi renuncia porque lo que menos quiero es enlodar su excelente administración", anunció Todd en unas breves declaraciones a la prensa tras una reunión del Consejo de Ministros.

   El escándalo estalló cuando se descubrió que Todd había pedido unas 2.130 entradas para el tradicional partido bautizado como "90 minutos por la vida", celebrado el pasado sábado en el Estadio Nacional de San José y que forma parte de una serie de eventos deportivos para recabar fondos en favor de los niños con cáncer.

   Según el ministro saliente, las entradas eran para niños con cáncer, familias pobres, jóvenes discapacitados y ancianos que deseaban ver el partido. Sin embargo, las denuncias apuntan a que no fueron utilizadas de esa manera y a que la Asociación Lucha Contra el Cáncer Infantil dejó de recibir unos diez millones de colones (15.515 euros) por ese desvío de entradas.

   "No dudo de las buenas intenciones del señor ministro del Deporte, pero sí puede haber, digamos, razones de recibo en cuanto a la conveniencia de promover este tipo de instrumentos", dijo por su parte Chinchilla al referirse al tema.

   Chinchilla designó en mayo de 2011 a Todd como ministro de Deporte para organizar los Juegos Deportivos Centroamericanos 2013 y el Mundial de Fútbol Femenino Sub-17 del año 2014.

   Todd es el tercer ministro de Deporte que pasa por el gabinete de Chinchilla. El primero dimitió por razones personales y fue reemplazado por Carlos Ricardo Benavides, quien también ocupaba el Ministerio de la Presidencia.

   Chinchilla, quien en mayo cumplirá dos años en el poder de un período presidencial de cuatro, ha tenido que aceptar la renuncia de un total de seis ministros de diferentes despachos.