25 de agosto de 2015

Dimiten dos nuevos ministros de Guatemala en medio del escándalo de corrupción

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Finanzas y Comunicaciones del Gobierno de Guatemala han anunciado este lunes su dimisión, en medio del escándalo de corrupción que sacude el país y que salpica directamente al presidente, Otto Pérez Molina. Estas renuncias se suman a las de los ministros de Agricultura, Salud, Economía y Educación, que han tenido lugar en los últimos días.

Dorval Carías, ministro de Finanzas, ha confirmado su renuncia en la noche de este lunes. Junto a Carías han presentado su dimisión los altos cargos de la cartera: el viceministro de administración financiera, Édwin Martínez, y el viceministro de ingresos y evaluación fiscal, Saúl Figueroa.

Según fuentes del ejecutivo a las que ha tenido acceso el diario local 'Prensa Libre', también han presentado su dimisión este mismo lunes el ministro de Comunicaciones, Víctor Corado, y sus viceministros Miguel Cabrera y Vivian Lemus, además de Ekaterina Parrilla, jefe de la secretaría de planificación de la presidencia.

Todas estas renuncias llegan poco después de que fiscales e investigadores acusaran Pérez Molina de estar implicado en un fraude aduanero que llevó al arresto de su exvicepresidenta Roxana Baldetti. Además, este lunes la Fiscalía ha presentado ante el tribunal una grabación de una conversación telefónica en la que el presidente favorece a la trama corrupta conocida como 'La Línea'.

La estructura criminal tejida alrededor de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de Guatemala consistía en el cobro de mordidas para favorecer la importación de ciertos productos en las aduanas y para evitar que otros tantos pagaran impuestos. Se cree que la exvicepresidenta era el 'cerebro' de la trama.

'La Línea', junto a otros muchos casos de corrupción, ha hecho tambalearse al Gobierno de Pérez Molina, hasta el punto de que la oposición ha pedido cancelar las elecciones presidenciales del próximo 6 de septiembre al considerar que no se dan las condiciones adecuadas.