5 de marzo de 2019

Divisiones en el Gobierno de Maduro sobre qué hacer con Juan Guaidó

Divisiones en el Gobierno de Maduro sobre qué hacer con Juan Guaidó
RAFAEL HERNANDEZ/DPA

MADRID, 5 Mar. (OTR/PRESS) -

Cómo actuar con Juan Guaidó, autoproclamado presidente "encargado" de Venezuela es algo que provoca divisiones en el Gobierno que lidera Nicolás Maduro, según apuntan varios medios de comunicación.

Y es que hay partidarios de la línea dura que apuestan por detener al líder opositor y enfrentarle a la Justicia por violar la orden de prohibición de salir del país. En en lado opuesto están quienes creen que un arresto podría derivar en masivas protestas en la calles y en una reacción más decisiva de la comunidad internacional que entienda que la detención de Guaidó pueda ser la excusa perfecta que justifique una intervención en el país caribeño.

La cuestión evidente es que Guaidó reaviva el pulso contra Maduro al desafiar la posibilidad de ser encarcelado y presentarse ante una multitud entregada como alguien capaz de defenderles de la tiranía del régimen, aún a riesgo de perder su libertad.

El líder opositor llegó el lunes al aeropuerto de Caracas procedente de su gira por varios países de la región que le han acogido con honores de jefe de Estado.

"Todos sabemos los riesgos de hacer política en Venezuela, pero eso nunca nos ha detenido", fueron las primeras palabras de Guaidó en cuanto puso un pie en Venezuela y ante los medios de comunicación locales y extranjeros que se encontraban en el aeropuerto.

Guaidó entró sin esconderse y por la puerta principal de acceso al país en un clarísimo desafío a las Fuerzas Armadas venezolanas, cuyos mandos apoyan mayoritariamente a Maduro.

El presidente "encargado" estuvo fuertemente custodiado por guardaespaldas y hasta por ciudadanos satisfechos de ver al hombre que les está brindando una esperanza para mejorar una situación política y social que ha conducido al exilio a casi tres millones de venezolanos.

Pero el hecho de que Maduro y su séquito anunciaran que la Justicia caería sobre Guaidó en cuanto llegara al país, y esto no sucediera al final, ha hecho despertar las alertas sobre la "debilidad" del líder chavista.

Este lunes la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha indicado que las autoridades están analizando la situación de Guaidó. "Su comportamiento, sus actividades, serán cuidadosamente analizadas por las instituciones del Estado. Se tomarán medidas apropiadas", ha afirmado en una entrevista con una televisión rusa.

"Guaidó fue una persona que en una plaza pública se autoproclamó presidente, lo que podría parecer realmente extravagante para Venezuela. Ahora lleva esta extravagancia y ridiculez a algunos países, cuyos Gobiernos son satélites del mandato de Estados Unidos", ha argumentado.

"El Gobierno venezolano posee instituciones sólidas y sostenibles. Todo esto está contemplado en nuestra legislación penal y está contemplado también en todo lo que tiene que ver con el marco jurídico de nuestras instituciones. Así que las instituciones venezolanas seguirán preservando el Estado de derecho en el país", ha remachado Rodríguez.

Una de las diputadas de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente venezolana, María Alejandra Díaz, ha emplazado este lunes al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a reabrir un procedimiento contra Juan Guaidó por desobedecer la orden de prohibición de salida del país.

"En el marco de una medida cautelar que dictó el Tribunal Supremo de Justicia, (Guaidó) la violentó (...) será al Tribunal Supremo al que le correspondería en su momento reabrir un procedimiento por el desafío y por haber desobedecido la orden de un tribunal", ha apuntado Díaz en una entrevista con la agencia de noticias rusa Sputnik.

El TSJ prohibió el 29 de enero a Guaidó salir de Venezuela a petición de la Fiscalía General, que abrió una investigación preliminar en su contra por la supuesta comisión de delitos contra la Constitución, aunque todavía no ha formulado cargo alguno.

Díaz, quien también es abogada constitucionalista, recordó que Guaidó no ha sido imputado formalmente por ningún delito. "Él no tiene imputación formal ¿cuál es el delito por el cual él está imputado?, No está imputado por traición a la patria, ni por usurpación. En el marco de una investigación le dictaron una medida cautelar y él la violentó, le corresponde a Fiscalía y al Tribunal Supremo de Justicia estudiar las próximas acciones", ha argumentado.

"Con su entrada libre en el país ha quedado demostrado que Venezuela no es una dictadura", ha argumentado la diputada. "Un señor que está en pleno ejercicio de sus derechos y que se le desmonta la matriz de opinión en que en Venezuela hay una dictadura y que no lo vamos a perseguir", ha subrayado.

"LOS ÚLTIMOS DÍAS DE MADURO", SEGÚN DUQUE

Con una posición absolutamente contraria a la de la diputada Díaz y a una gran parte de la línea oficialista, el presidente de Colombia, Iván Duque, ha asegurado en una entrevista para el diario estadounidense 'The Washington Post' que Maduro se enfrenta a "sus últimos días", al tiempo que ha celebrado la llegada del opositor Juan Guaidó a territorio venezolano.

"Maduro está enfrentando sus últimos días. Puede ser un mes o dos, o una semana o un día", ha indicado en la entrevista al periódico estadounidense, recogida por la emisora Caracol Radio.

El mandatario colombiano ha señalado que Maduro se va a ver obligado a abandonar el poder cuando finalice el apoyo de los militares y ha destacado que el presidente de Venezuela utiliza el terror para seguir gobernando, pero ha subrayado que está "perdiendo apoyo cada hora".

Duque también ha celebrado la vuelta a Venezuela del presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, quien ha realizado una gira por los principales países de la región.

"El emocionante regreso del presidente Juan Guaidó por el Aeropuerto de Maiquetía hace parte del irreversible camino que emprendió Venezuela hacia la democracia", ha indicado a través de su cuenta en la red social Twitter. "El respaldo de Colombia y de la comunidad internacional se enmarca en el respeto, la solidaridad y la diplomacia", ha añadido.

Guaidó ha subrayado que el 23 de febrero "el régimen utilizó su última línea de defensa: vimos a una pequeña parte de la policía y a colectivos armados, presos armados para masacrar a nuestros indígenas". "Esto no tiene que ver con izquierda y derecha. Son simplemente unos asesinos", ha apostillado.

En cualquier caso, ha reconocido que la intentona de introducir la ayuda humanitaria en el país no resultó como esperaban. "¿Fue un éxito del 23 febrero? Por supuesto que no. Buscaremos claro nuevas estrategias", ha apuntado.

En ese sentido ha anunciado que convoca para mañana en calidad de presidente encargado a todos los sindicatos de empleados públicos. "No podemos permitir que la burocracia siga secuestrada", ha afirmado. Además, mañana realizará "un importante anuncio al país".

El segundo anuncio ha sido la convocatoria de nuevas movilizaciones para el próximo sábado. "El sábado continuamos en las calles. El día sábado toda Venezuela vuelve a la calle para movilizarse en busca de la libertad", ha concluido.

Para leer más