14 de septiembre de 2015

Documentos desclasificados prueban torturas a soldados en Malvinas

BUENOS AIRES, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Documentos desclasificados de las Fuerzas Armadas argentinas demuestran que hubo graves violaciones de Derechos Humanos padecidas por los soldados que participaron en la toma de las islas Malvinas en 1982. Los testimonios dan cuenta de torturas, congelación, desnutrición, estaqueamiento, enterramiento en fosas y otros castigos.

Los archivos publicados incluyen además un plan de la dictadura argentina para encubrir estos delitos antes de la retirada de las tropas del archipiélago bajo control británico. Todos estos datos están incluidos en un informe entregado esta semana por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, a la Comisión Nacional de Ex Combatientes, informa 'Clarín', que cita a la web Infojus.

La mayoría de los testimonios de los militares relatan dolencias como el pie de trinchera --congelamiento de los pies por la humedad y el frío del terreno--, desnutrición, casos de estaqueamiento --torturas amarrando extremidades a cuatro estacas--, enterramiento en fosas y otros tipos de castigos físicos por haber dejado sus puestos para salir en busca de la comida, que escaseaba.

La información será remitida en los próximos días a la justicia federal de Río Grande, en Tierra del Fuego, que tramita la causa por abusos sufridos por soldados durante el conflicto, y también a la Procuración General de la Nación para el seguimiento del expediente.

Un documento secreto firmado por el entonces comandante en jefe del Ejército, el teniente general Cristino Nicolaides, el 30 de diciembre de 1982, seis meses después de terminada la guerra, revela un plan de la dictadura para ocultar esos delitos cometidos en las islas.

"En los casos en que se acreditare alguna infracción las respectivas resoluciones no excederán el ámbito disciplinario, dentro de pautas de mesura, guardando la adecuada reserva", fue la orden escrita por Nicolaides, a fin de evitar filtraciones.

Hace dos meses varios excombatientes recurrieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ante la negativa de la Corte Suprema argentina de investigar torturas en Malvinas, después de que la máxima instancia judicial argentina cerrara en febrero pasado una investigación sobre torturas durante la guerra.

Los excombatientes se presentaron ante la CIDH por "negación de justicia" después de que el máximo tribunal ratificara el fallo que declaró prescrita la causa.