11 de junio de 2009

Dólar cae por aumento apetito por activos más riesgosos

Por Vivianne Rodrigues

NUEVA YORK (Reuters/EP) - El dólar cayó ampliamente el jueves, pues la mejora de los datos del desempleo y de las ventas minoristas de Estados Unidos reforzaba las esperanzas de recuperación económica y reducía la demanda de refugio seguro por el dólar.

El euro tocó un máximo de sesión encima de 1,45 dólares y el precio del petróleo excedió los 73 dólares el barril, favoreciendo a las monedas vinculadas con materias primas como el dólar de Australia.

La fuerte demanda por la deuda de largo plazo estadounidense en una subasta del Tesoro ayudó a levantar a los bonos y a las acciones, lo que disminuyó más el atractivo del dólar como refugio y estimuló la demanda por activos de rendimientos más altos.

"Es una buena subasta", dijo Nick Bennenbroek, jefe de estrategia cambiaria de Wells Fargo Bank en Nueva York. "Ha provocado que las acciones estadounidenses ganen y, como resultado, ha recortado de alguna manera la demanda de seguridad en el dólar, al menos por hoy", agregó.

En las operaciones de la tarde, el euro subió un 1 por ciento a 1,4102 dólares. Llegó hasta 1,4178 dólares más temprano, según la plataforma de operaciones electrónicas EBS. El dólar cayó un 0,6 por ciento a 97,54 yenes, tras haber tocado un mínimo de sesión de 97,31 yenes.

Los precios de los bonos del Tesoro subieron el jueves, con la deuda de 30 años extendiendo considerablemente sus ganancias tras una subasta sólida de 11.000 millones de dólares en bonos largos. Con la venta del jueves, el Gobierno subastó 65.000 millones de dólares en deuda esta semana.

El Tesoro estadounidense pretende emitir cerca de 2 billones de dólares sólo en el 2009. Las preocupaciones acerca de un déficit presupuestario récord y un alza sostenida en los rendimientos de los bonos largos del Gobierno, que podrían hacerlos más costosos de financiar, minaron también al dólar, dijeron los analistas. El miércoles, los rendimientos en la nota de referencia de 10 años del Tesoro tocaron un 4 por ciento, el resultado más alto desde octubre.

"No es una sorpresa que las tasas a largo plazo hayan subido", dijo Melvin Harris, estratega de mercado de Advanced Currency Markets en Nueva York. "Todos saben que la nota de 10 años iba a tener que subir a un 4 por ciento, y eso va a ejercer mucha presión para que las autoridades intenten limitar las tasas", añadió.

El banco central ruso dijo esta semana que diversificaría algunas de sus reservas desde los bonos del Tesoro estadounidense, una medida que podría verse destacada cuando los países emergentes más grandes se reúnan en Moscú la semana próxima.

CIFRAS ENTREGAN APOYO

Las cifras dadas a conocer más temprano, que mostraban que menos estadounidenses solicitaron por primera vez beneficios por desempleo la semana pasada que en las semanas anteriores, impulsó esperanzas de recuperación. También más temprano en la sesión, un reporte mostró que las ventas minoristas estadounidenses subieron en mayo, aunque los operadores dijeron que las cifras eran engañosas, debido a que gran parte de la ganancias estaba relacionada con precios más altos del crudo.

"Lo que estamos viendo es una continuación del creciente apetito de riesgo. Las acciones están teniendo un día decente, las materias primas lo están haciendo bien y eso está pesando sobre el dólar", dijo George Davis, estratega de RBC Capital Markets, en Toronto.

Una fuente del G-8 dijo a Reuters que el Fondo Monetario Internacional había aumentado sus pronósticos para el crecimiento global del 2010 a un 2,4 por ciento desde un 1,9 por ciento en abril.

El dólar australiano subió un 2,2 por ciento a 0,8192 unidades estadounidenses, mientras que el dólar neozelandés subió un 2,1 por ciento a 0,6430 unidades estadounidenses después de que el banco central dejara sin modificar a las tasas de interés.