7 de julio de 2013

Dos muertos y 73 los heridos en el accidente aéreo en San Francisco, según el Departamento de Bomberos

NUEVA YORK, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos personas y 130 han resultado heridas al estrellarse el avión en el que viajaban en el aeropuerto internacional de San Francisco, de acuerdo con el último balance de víctimas del Departamento de Bomberos.

Al menos diez de los heridos, entre ellos dos niños, se encuentran en estado crítico, según ha informado el Hospital General de San Francisco a través de la red social Twitter. Más de 60 personas "no aparecen", según la jefa del Departamento de Bomberos, Joanne Hayes-White.

El avión, un Boeing 777 operado por la compañía aérea surcoreana Asiana Airlines procedente de Seúl, se ha estrellado contra la pista al aterrizar en la terminal 2 del aeropuerto y se ha incendiado, con 307 personas a bordo.

Hasta 190 pasajeros han salido del interior del avión por sus propios medios, poco después de estrellarse, muchos de ellos deslizándose por las rampas de emergencia, según varias cadenas estadounidenses.

La parte superior del avión, entretanto, ardía en llamas, según las fotos y videos difundidos por los medios estadounidenses. En los momentos previos al choque, de acuerdo con los testimonios de algunos pasajeros, el humo invadía el interior del avión.

Los efectivos de emergencia han desplegado un hospital de campaña en el aeropuerto. Un total de 108 pasajeros no han necesitado atención médica hospitalaria, según el Departamento de Bomberos.

TRÁFICO AÉREO, CERRADO

La Administración Federal de Aviación ha cerrado momentáneamente el tráfico aéreo en el aeropuerto internacional de San Francisco, según advierte en su web, aunque el aeropuerto, en su cuenta en Twitter, señala que dos de sus pistas están abiertas.

Los vuelos serán redirigidos a los aeropuertos de Oakland, Sacramento, San Jose y Los Angeles, según ha precisado un portavoz del Departamento de Gestión de Emergencias de San Francisco.

La compañía aérea que operaba el vuelo, Asiana Airlines, ha asegurado, también a través de Twitter, que ya investiga lo ocurrido. "Nuestros pensamientos y oraciones están con todos los pasajeros y los tripulantes del vuelo", concluye.