26 de noviembre de 2015

Dos muertos y agresiones a opositores al inicio de campaña en Venezuela

Dos muertos y agresiones a opositores al inicio de campaña en Venezuela
TWITTER

CARACAS, 26 Nov. (Notimérica) -

La campaña electoral que desembocará en las elecciones del 6 de diciembre en Venezuela, ha comenzado con el asesinato de dos personas y con agresiones o intentos de agresión contra representantes de la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro.

La campaña electoral para las elecciones a la Asamblea Nacional que se celebrarán el 6 de diciembre en Venezuela dio comienzo el pasado 13 de noviembre, en un contexto de gran tensión política ante la posibilidad de que el 'chavismo' pierda su mayoría parlamentaria por primera vez en 14 años.

Pero la campaña empezó con mal pie ya que una activista que participaba en el simulacro de votación del Partido Socialista Unido de Venezuela, celebrado el pasado 22 de noviembre, fue asesinada de dos disparos.

La joven de 23 años Génesis Arguinzones fue atacada por un hombre corpulento que llevaba una máscara antigás para no dejar ver su rostro, en el patio del colegio Alberto Ravell, en el sector San Pascual del municipio Sucre, donde tenía lugar el simulacro.

La chica recibió dos disparos, en el brazo derecho y en la cabeza, que provocaron su muerte.

A esta muerte ha seguido la del secretario general de Acción democrática en Altagracia de Orituco, estado Guárico, ocurrida la noche de este miércoles mientras participaba en un acto de campaña en el que participaban diversos candidatos y dirigentes de la Unidad Democrática, entre ellos, la popular artista Rummy Olivo, junto a la activista de derechos humanos y esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori.

El crimen se produjo el mismo día en el que Tintori fue víctima de una serie de actos violentos en Guárico similares a los perpetrados por presuntos simpatizantes oficialistas contra Henrique Capriles en Bolívar.

Además, y según Unidad Democrática, en días recientes se han producido igualmente otras situaciones de inaceptable violencia (agresión a Henrique Capriles en Yare, a Lilian Tintori y Tomás Guanipa en Cojedes, a Miguel Pizarro en Petare, entre otras), eventos todos enmarcados por un discurso oficial que anuncia, promueve y justifica la violencia.

LA OPOSICIÓN CULPA AL GOBIERNO VENEZOLANO.

La Unidad, que ha exigido una investigación "inmediata, profunda, profesional e independiente" sobre el asesinato del secretario general de Acción democrática en Altagracia de Orituco, ha dicho que el Estado venezolano "es responsable, por acción y omisión, de cualquier acto de violencia en Venezuela".

Al respecto, ha instado a la OEA, a la ONU, a la Unión Europea, a Unasur, y a todos los gobiernos del hemisferio e incluso a la Santa Sede, a que exijan al Gobierno Nacional y al PSUV que rechacen públicamente "el uso de la violencia como arma política", que garantice a los venezolanos "el derecho a votar en paz" y que se comprometan a aceptar "pacíficamente" la voluntad del pueblo que se expresará en las urnas electorales el próximo 6 de diciembre.

Pero además de estos hechos violentos, la campaña electoral en Venezuela también ha comenzado con desacuerdos políticos. Así, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), principal coalición opositora de Venezuela, se ha negado a firmar el documento de aceptación de resultados presentado por la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR) de cara a las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús 'Chúo' Torrealba, que ejerce también como jefe de campaña del Comando Venezuela Unida, ha indicado que no firmarán el documento propuesto por la misión electoral de UNASUR por su similitud con el presentado previamente por el Gobierno de Nicolás Maduro.

"No firmaremos ese documento porque no es una posición nueva la que se esgrime, es igual al documento que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ordenó al Consejo Nacional Electoral (del país sudamericano)", ha explicado el líder opositor.

Tampoco ha habido entendimiento entre el oficialismo y la delegación del Parlamento Europeo que visitó recientemente Venezuela para valorar "la situación política y de los Derechos Humanos" del país, y que concluyó que hay falta de garantías democráticas y de libertades en el país.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, se negó a recibir a la delegación de los eurodiputados, al considerar que viajaron a Venezuela para "entrometerse en cosas que no tienen nada que meterse" y que su presencia forma parte del "guión violento" que impulsa el sector opositor, según un comunicado difundido por la Asamblea Nacional.

MISIÓN ELECTORAL.

El pasado 17 de noviembre, el Secretario General de la Unasur, ex presidente Ernesto Samper Pizano, y la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, instalaron la Misión Electoral de la Unasur que participará en los próximos comicios parlamentarios de ese país pautados para el 6 de diciembre.

El ex presidente de República Dominicana, Leonel Fernández; y el vocal del Tribunal Supremo Electoral boliviano, José Luis Exeni, encabezan esta delegación, en la que están representados doce países, lo que les permitirá hacer observaciones pertinentes al proceso electoral venidero.

El titular de la Secretaría de la Unasur, resaltó que esta misión tiene el objetivo de acompañar y observar las próximas elecciones venezolanas, en consonancia con los principios rectores de esta organización internacional de preservar la democracia y la paz en la región.

El también ex presidente de Colombia, destacó que han participado en 14 elecciones regionales, misiones compuestas por técnicos especializados en la materia. Informó que esta misión estará compuesta por aproximadamente 50 personas que se desplegarán en al menos nueve estados del país suramericano.

La Misión Electoral de la Unasur en Venezuela ha emitido este miércoles un comunicado rechazando los actos de violencia durante la campaña electoral y pidiendo a las autoridades nacionales que investiguen en asesinato de Luis Manuel Díaz.


Para leer más