Duque defiende la "rectitud" de Uribe tras la renuncia a su escaño de senador por acusaciones de corrupción

Duque defiende la "rectitud" de Uribe tras la renuncia a su escaño de senador por acusaciones de corrupción
25 de julio de 2018 REUTERS / FREDY BUILES

BOGOTÁ, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente electo de Colombia, Iván Duque, ha defendido este lunes la "rectitud" del ex presidente Álvaro Uribe, que ha tenido que renunciar a su escaño de senador por las acusaciones de corrupción en su contra, que él atribuye a maniobras políticas.

"Conocemos al ex presidente Álvaro Uribe. Somos testigos de su honorabilidad, su rectitud, su patriotismo y su incuestionable servicio al país y al Estado de Derecho", ha dicho Duque en declaraciones a los medios de comunicación recogidas por Blur Radio.

Duque, si bien ha asegurado que es "respetuoso de la Constitución y sus instituciones", ha reclamado las garantías necesarias para que Uribe pueda "ejercer plenamente su derecho a la defensa, gozando de la presunción de inocencia en el marco del debido proceso".

Uribe es el padrino de Duque, que se convirtió en candidato de consenso del centro-derecho a las elecciones presidenciales celebradas entre mayo y junio gracias al apoyo del antiguo mandatario. Finalmente, logró imponerse en las urnas y tomará posesión del cargo el próximo 7 de agosto.

Aunque la oposición advirtió de que Uribe sería el verdadero presidente en la sombra, ambos lo han negado y han reivindicado el papel del ex dirigente como líder de Centro Democrático --el partido político al que pertenecen ambos-- en el Senado.

NUEVO CASO CONTRA URIBE

Uribe anunció el martes que renunciaba al escaño que ganó en las elecciones parlamentarias del pasado 11 de marzo, en las que fue el aspirante a la Cámara Alta más votado, porque la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha decidido investigarle por presunto soborno, fraude procesal y manipulación de testigos.

"La Honorable Corte Suprema me ha llamado a indagatoria, me siento moralmente impedido para actuar como senador y al mismo tiempo adelantar mi defensa", dijo Twitter. "Por lo anterior renuncio al Senado de la República y pido se me acepte la renuncia", anunció.

El alto tribunal ha aclarado que los hechos por los que investiga a Uribe y al congresista Álvaro Hernán Prada son posteriores al 16 de febrero de este año, cuando ordenó investigar al líder conservador por falsa denuncia y manipulación de testigos.

En esa ocasión, la CSJ cerró una investigación contra Iván Cepeda, senador del izquierdista Polo Democrático, a quien Uribe había denunciado por dirigir una supuesta manipulación de testigos para vincularlo a grupos paramilitares, y ordenó investigar por los mismos hechos al ex presidente.

"Como reacción a esa providencia judicial, y al parecer con su consentimiento, personas allegadas al ex presidente Uribe habrían emprendido nuevos actos de manipulación de testigos", ha indicado la sede jurisdiccional a través de un comunicado.

TRAMA POLÍTICA

La renuncia de Uribe ha sido interpretada en algunos sectores como un intento de eludir la CSJ. "Nunca he eludido a la Corte Suprema", ha respondido este miércoles en Twitter, explicando que la nueva acusación "la basan en hechos realizados al tiempo que ejerzo como senador, lo cual mantiene la competencia" de la CSJ.

Uribe ha indicado que informará a la Corte Supremo sobre cómo llegó a los testigos, "tema que no quiso investigar", al tiempo que ha recordado que "hay reiteradas denuncias de que las grabaciones (en las que se funda la acusación) las hizo la agencia Británica MI6, amigos de Juan Manuel Santos".

Santos fue ministro del Gobierno de Uribe y llegó a la Casa de Nariño arropado por él, pero desde que comenzó su mandato presidencial se fueron distanciando hasta hacer evidente su ruptura política. El principal tema de confrontación es el acuerdo de paz firmado con las FARC, que el ex mandatario ha calificado de traición.