Duque reforzará su política antidrogas en Colombia

Duque reforzará su política antidrogas en Colombia
27 de septiembre de 2018 POLICÍA NACIONAL DE LOS COLOMBIANOS

   BOGOTÁ, 27 Sep. (Notimérica) -

   El presidente de Colombia, Iván Duque, ha asegurado durante su intervención en la Asamblea General de la ONU que reforzará su política antidrogas ya que considera el narcotráfico como uno de los mayores problemas del país.

   "Si queremos que en Colombia brille la paz, es necesario que derrotemos el narcotráfico", ha comenzado Duque. "En materia de cultivos ilícitos, hace pocas semanas recibimos una situación alarmante. La tendencia incremental de los últimos cinco años no puede continuar, ya que estas siembras se han convertido en el combustible y el aliciente para que surjan peligrosos grupos armados organizados", ha añadido el presidente colombiano.

   Duque, que tan sólo lleva siete semanas en el cargo, se refería al último informe del Sistema de Monitoreo de Cultivos Ilícitos de la ONU (SIMCI), que cifra en 171.000 hectáreas el volumen total de narcocultivos, un aumento de 25.000 hectáreas en 2017. La producción de cocaína también habría subido 1.379 toneladas adicionales en el pasado año. Como ha afirmado el presidente en su discurso, desde 2013 esta cantidad no ha parado de incrementar.

   "Es cierto que debemos hacer más en materia de prevención y atención a los adictos desde un enfoque de salud pública. Esa es una verdad incontrovertible. Pero no es menos cierto que el narcotráfico en Colombia es un depredador del medio ambiente, un destructor de instituciones, un corruptor social", ha asegurado Duque.

   "Luchar contra este fenómeno y al mismo tiempo promover una sociedad que rechace las drogas por sus efectos devastadores en la salud y la sociedad, es nuestro deber moral", ha dicho agradeciendo la colaboración internacional refiriéndose a la llamada global a la 'Acción contra el Problema de las Drogas'.

   Así se ha llamado a un pacto mundial propuesto y liderado por el estadounidense Donald Trump que se enfoca especialmente en la prevención del consumo. Sin embargo, este pacto no ha recibido todo el apoyo internacional que se esperaba y tan sólo dos países iberoamericanos, Colombia y México, lo han firmado.