16 de abril de 2020

Economía.- Moody's rebaja a negativa su perspectiva para la banca de Portugal, Eslovaquia, Finlandia, Hungría y Noruega

Economía.- Moody's rebaja a negativa su perspectiva para la banca de Portugal, Eslovaquia, Finlandia, Hungría y Noruega
Economía.- Moody's rebaja a negativa su perspectiva para la banca de Portugal, E - PIXABAY - ARCHIVO

LONDRES, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación Moody's ha rebajado a negativa desde estable la perspectiva para los sistemas bancarios de Portugal, Noruega, Finlandia y Hungría, mientras que ha degradado la asignada a la banca de Eslovenia desde positiva a negativa, ante el probable impacto de la pandemia de coronavirus en Europa.

Moody's, que el pasado 26 de marzo ya había bajado a negativa desde estable su perspectiva para la banca de España, Francia, Italia, Dinamarca, Países Bajos y Bélgica, además de confirmar las perspectivas negativas para los bancos de Alemania y Reino Unido, ha mantenido sin cambios las correspondientes a la banca de República Checa, Polonia, Irlanda y Austria, a las que asigna una perspectiva estable.

"Los cambios en las perspectivas de hoy reflejan las probables consecuencias del brote de coronavirus en Europa", ha explicado la calificadora de riesgos, que anticipa una contracción acumulada de la economía durante el primer y segundo trimestre de 2020.

En este sentido, ha advertido de que, aunque las medidas de política fiscal y monetaria de apoyo probablemente ayudarán a impulsar recuperaciones con un crecimiento por encima de la tendencia en los trimestres posteriores y en 2021, "es poco probable que la pérdida de producción en el segundo trimestre pueda recuperarse".

En este entorno, los préstamos problemáticos de los bancos aumentarán y las mayores provisiones por pérdidas crediticias reducirán la rentabilidad, que en el caso de la mayoría de bancos europeos ya es baja en relación con sus pares globales, ha apuntado la agencia, subrayando que, en la mayoría de los sistemas bancarios, la liquidez es fuerte y los amortiguadores de capital son sustanciales, proporcionando una base sólida para absorber pérdidas inesperadas.