21 de mayo de 2007

Ecuador.-El accidente en el que murió la ministra de Defensa se debió a un fallo humano, dice informe final del Gobierno

QUITO, 21 May. (EP/AP) -

El accidente en el que murió la entonces ministra de Defensa, Guadalupe Larriva, ocurrido el pasado mes de enero se debió a un fallo humano, según indica el informe final de la investigación presentado hoy por el Gobierno.

La actual titular de Defensa, Lorena Escudero, leyó en rueda de prensa algunas conclusiones del documento en el que "se determina que el factor humano fue el causante del accidente", ocurrido la noche del 24 de enero, a 10 días haber prestado juramento el Gobierno de Rafael Correa.

Larriva murió en un accidente mientras viajaba en un helicóptero, junto a su hija y cinco oficiales del ejército, quienes también perecieron en el incidente.

Así, Escudero señaló que "se concluye que no se respetó la planificación y se improvisó la participación de la señora ministra y su hija" en ejercicios de vuelo y en su posterior traslado en los helicópteros.

También se dieron a conocer los nombres de cuatro coroneles, dos sargentos y un segundo comandante de una división del ejército que, según el informe de la junta de evaluación, incurrieron en acciones u omisiones de los procedimientos de seguridad que ponen en peligro una misión o la integridad de las personas.

"En consecuencia tendrá que seguir la serie de sanciones de militares probablemente honestos, probablemente muy patriotas, que no actuaron de mala fe, pero sí incumplieron en ciertas circunstancias su deber", afirmó el presidente Correa durante su intervención, al advertir que por este hecho es "probable" que "valiosos militares" ecuatorianos "pierdan sus carreras".

A comienzos de marzo se difundió un primer informe de la comisión especial que el Gobierno ecuatoriano creó para investigar el accidente y que estaba integrada por 32 expertos de Ecuador, Chile, Venezuela y Francia.

El informe de esa comisión indicaba que el incidente se produjo por una "falla humana" debido a la colisión en vuelo por "pérdida de la conciencia situacional" de las tripulaciones, lo cual quiere decir que no estuvieron atentos a lo que está ocurriendo en el interior y exterior de la cabina.