27 de marzo de 2007

Ecuador/Brasil.-Ecuador pide ayuda a Brasil para que EEUU renueve las preferencias arancelarias por su lucha anti drogas

BRASILIA, 27 Mar. (EP/AP) -

Ecuador pidió apoyo a Brasil para que Washington renueve las preferencias arancelarias que recibe por la lucha antidrogas, indicaron el lunes altos funcionarios.

La ministra de Asuntos Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, de visita en Brasilia, solicitó que el tema sea planteado por el presidente Luis Ignacio Lula da Silva, cuando se reúna el próximo sábado con su homólogo estadounidense, George W. Bush, en la capital de ese país norteamericano.

Por su parte, el ministro del Exterior brasileño, Celso Amorim, garantizó el apoyo. Los dos ministros confirmaron, además, la visita a Brasil el 4 de abril del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien durante su estancia firmará una decena de acuerdos de cooperación desde el área de salud hasta energética como biocombustibles, pero ninguno de los dos ministros dio detalles sobre si se trataba de una producción conjunta u otro proyecto.

En una rueda de prensa conjunta, los responsables de las carteras de Exteriores de Ecuador y Brasil afirmaron también que Ecuador y el conglomerado Petróleo Brasileiro SA (PETROBRAS) tiene interés en proyectos en aquel país y que Correa asume, "personal y directamente", la resolución de conflictos, como el de pobladores ecuatorianos, quienes paralizaron este mes labores de PETROBRAS en un campo de explotación de crudo en la Amazonia ecuatoriana exigiendo más dinero para carreteras y asistencia social.

Sobre las preferencias "abierta y directamente le hemos pedido a Brasil apoyo en este tema que es tan importante para la economía y el bienestar en Ecuador", dijo Espinosa.

"Brasil ha demostrado el interés de seguramente incluir eso en las conversaciones que mantendrá el presidente Lula cuando viaje a Estados Unidos", añadió la ministra.

Sobre que Lula hable con Bush sobre la conveniencia de extender esos beneficios para Ecuador "sí, hay posibilidades", dijo Amorim.

"En realidad el presidente Lula ya habló con el presidente Bush sobre el caso de Bolivia, no había hablado sobre el caso de Ecuador porque no teníamos, digamos, un pedido" de Quito, dijo Amorim, sin ofrecer otros detalles de tales conversaciones.

"Pero ahora que sabemos (del interés ecuatoriano) el asunto será levantado" en la reunión de Lula con Bush. "Ciertamente habrá un apoyo del gobierno brasileño", dijo.

Espinosa dijo que esas preferencias generan 350.000 empleos en su país y representan el 40 por ciento de sus exportaciones a Estados Unidos.

Tales beneficios tarifarios, que también reciben Colombia, Bolivia y Perú por la lucha antinarcóticos, finalizaron el pasado 31 de diciembre y fueron prorrogadas seis meses más, pero el gobierno de Quito desea una extensión de mayor plazo.

"(Ecuador y Estados Unidos mantienen) relaciones cordiales, enmarcadas en el respeto mutuo". También, agregó, "mantenemos un diálogo fluido con Venezuela igual que lo hacemos con otros países de la región, igual, yo diría incluso, Estados Unidos (porque) las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Venezuela son extremadamente privilegiadas y dinámicas", afirmó Espinosa.

Otro punto, dijeron los ministros, que Brasil y Ecuador deben analizar es el desequilibrio en la balanza comercial bilateral y que según Amorim en 2006 fue de 900 millones de dólares (675 millones de euros) de ventas brasileñas a Ecuador y apenas 40 millones de dólares (30 millones de euros) en compras de Brasil al país andino. "Es un desequilibrio insostenible", dijo el ministro brasileño.