3 de febrero de 2006

Ecuador/Colombia.- Ecuador analiza la respuesta de Colombia a su protesta por la incursión de aviones en su territorio

El portavoz de la Presidencia ecuatoriana reconoce que no se nota en la respuesta colombiana "la disculpa" que Ecuador exigía

BOGOTA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ecuador analiza la respuesta ofrecida por Colombia ante la protesta de Quito por la violación del espacio aéreo nacional, el pasado 28 de enero, por parte de aeronaves militares. Así lo manifestó el portavoz de la Presidencia ecuatoriana, José Toledo, quien indicó que el presidente Alfredo Palacio y el ministro ecuatoriano de Exteriores, Francisco Carrión se pronunciarán hoy viernes sobre la respuesta que el Gobierno colombiano presentó a la Embajada de Ecuador en Bogotá.

El Gobierno de Colombia dijo que aviones colombianos pudieron haber violado de forma "involuntaria o no premeditada" el espacio aéreo ecuatoriano. Aunque la nota oficial no precisa si acepta las pruebas presentadas por Ecuador sobre la violación de su espacio aéreo, aseguró que, de haber ocurrido, lo lamenta y que en próximas ocasiones tomará previsiones para evitar que se repita.

Toledo reconoció que no se nota en la respuesta colombiana "la disculpa" que Ecuador exigía, aunque insistió en que los ministerios de Exteriores y de Defensa analizan la explicación de Bogotá para emitir hoy un comentario oficial. "Saludo que Colombia haya dado una respuesta aunque, precisamente, no se trata de una disculpa", como requería Ecuador, señaló.

El portavoz de la Presidencia ratificó que la postura ecuatoriana se enmarca en la defensa de la soberanía territorial y que no se involucrará en el conflicto colombiano. Además, recordó que Ecuador ha activado su sistema de defensa aérea, para vigilar la frontera y prevenir entradas de aviones extraños.

Por su parte, el presidente ecuatoriano, que visitó la zona de la frontera con Colombia donde se registró la incursión aérea colombiana, ratificó que no tolerará una nueva violación al territorio o espacio aéreo nacional.

"El mensaje que estamos mandando es de disuadir, (aplicar) medidas disuasivas", señaló Palacio, tras recordar que una flotilla de aviones de combate A-37 ha sido desplazada a la frontera para controlar el espacio aéreo nacional. "Es necesario que el mundo sepa que, con toda fraternidad, nos haremos respetar", subrayó Palacio.