26 de marzo de 2007

Ecuador/Colombia.-Ecuador investiga posible incursión del Ejército colombiano, operación en la que murieron dos personas

QUITO, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El general ecuatoriano Guillermo Vásconez, comandante general de la Fuerza Terrestre, aseguró hoy que están investigando la posible incursión del Ejército colombiano en su territorio a raíz de las muertes de dos personas en la frontera y los supuestos vínculos que tenían con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Como Fuerza Terrestre hemos presentado los informes correspondientes. Las autoridades harán conocer en forma oportuna, una vez que estén esclarecidos los hechos, a fin de que no se alarme a la ciudadanía sobre la base de rumores infundados o sin datos precisos", acotó Vásconez.

Asimismo, aseguró a 'Radio Quito' haber visitado las unidades de la región fronteriza los pasados jueves y viernes, cuando pudo constatar personalmente la muerte del ecuatoriano Jorge Plaza Monquillo, cuyo cadáver fue entregado a sus familiares por parte de la Cruz Roja y fue sepultado ayer, domingo. Según confirmó, el otro fallecido era el colombiano Daniel Marroquín.

"Estamos realizando las investigaciones, hay un informe preliminar. Nosotros estuvimos con nuestras patrullas en donde supuestamente un ciudadano fue tomado preso y llevado a territorio colombiano. Es una vivienda deshabitada a orillas del río San Miguel, propiedad de este ciudadano Jorge Plaza. Estamos investigando si hubo una incursión de las fuerzas regulares o irregulares de Colombia", añadió.

Finalmente, señaló que está confirmada la identidad de Jorge Plaza como ciudadano colombiano con el nombre Edward Plaza y miembro de las FARC. "Pero nosotros hemos constado con el Registro Civil y consta como ecuatoriano", aclaró.

SOLUCIÓN POR LA VÍA DIPLOMÁTICA

Por su parte, la ministra de Defensa de Ecuador, Lorena Escudero, expresó que tras la muerte de estas dos personas en la frontera se realizó un informe policial respecto a los hechos, en tanto se esperan las aclaraciones pertinentes del lado colombiano. En este sentido, dijo además que aspira a una pronta solución por la vía diplomática del suceso y negó que haya incursiones militares en territorio nacional.

"Aparentemente hubo una incursión de elementos del Ejército colombiano, no hay una certeza porque no existen evidencias que puedan comprobar inmediatamente, según el informe de la Policía Nacional los moradores de la zona hablan de que existe una incursión del Ejército colombiano, Fuerzas Armadas ha hecho también su investigación y se cuentan con algunas evidencias que podrían llevar a esa consideración", recalcó.

De acuerdo a la ministra Escudero, los habitantes de la zona condujeron a las autoridades que investigan el caso a una casa en el sector del río Cano, junto al río San Miguel, donde se puede comprobar que posiblemente explotó una granada.

"La información que tenemos de la Policía Nacional, de Fuerzas Armadas y de los moradores se contrapone a la información dada por el Ministerio de Defensa de Colombia", destacó.

RELACIÓN DE "ABSOLUTO RESPETO"

No obstante, puntualizó que la posición del presidente de Ecuador, Rafael Correa, es de absoluto respeto a la soberanía de Colombia, así como de respeto y protección del territorio nacional, y agregó que el Gobierno no ha formulado una acusación directa, ya que sólo existe un informe de la Policía en torno a dos dos supuestos guerrilleros muertos en territorio nacional.

"El pueblo ecuatoriano debe estar tranquilo: tenemos el control total sobre nuestro territorio y este incidente, que si se llega a comprobar que hubo una incursión, pues por las vías diplomáticas se pedirán las explicaciones y se harán los reclamos correspondientes, pero tenemos que esperar el resultado de las investigaciones. No hay un posición del gobierno de hacer algo más de lo que está sucediendo", apuntó.

Por otra parte, el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, rechazó las versiones del Gobierno ecuatoriano sobre la muerte de los dos hombres a manos del Ejército, ya que explicó que se trataba de dos guerrilleros de las FARC que fueron abatidos en combate dentro del territorio colombiano, pero que posteriormente los cadáveres fueron trasladados al otro lado de la frontera.

Santos afirmó que, sin embargo, se han iniciado las investigaciones para esclarecer los hechos, aunque los familiares de los dos fallecidos denunciaron que los cadáveres fueron vestidos con camuflados y hechos pasar como guerrilleros.