8 de marzo de 2007

Ecuador.- Correa afirma que Ecuador pronto será una "patria altiva y soberana" y agradece el apoyo a la Constituyente

El presidente del Congreso y diputados de la minoría se reúnen para concretar una salida a la crisis

QUITO, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, salió esta mañana al balcón del Palacio de Carondelet (sede del Ejecutivo) para agradecer el apoyo de varias organizaciones sociales e indígenas, quienes con carteles en mano expresaban su apoyo a la formación de la Asamblea Constituyente, y afirmó que el país pronto será una "patria altiva y soberana".

En este sentido, agregó que el actual Gobierno es de los ecuatorianos y "no de los pelucones, no de los grupos de poder, no de los que siempre se han creído dueños de este país, con un Gobierno popular, con un Gobierno de revolución ciudadana, la patria ya es de todos".

En su corta intervención también felicitó a la mujer ecuatoriana en su día, y les dijo que no permitan a los hombres "hacer lo que les de la gana". Asismismo, se comprometió a luchar contra la violencia familiar y contra la mujer, e invitó a las mujeres a que acudan a las instituciones que atienden los casos de violencia, y "no sean las principales cómplices de la cultura o de la anticultura latinoamericana que es el machismo".

Mientras tanto, el presidente del Congreso, Jorge Cevallos, y los diputados de la minoría de la Cámara se reunieron en el Parlamento para concretar una salida a la crisis. Después de plantear dos alternativas, acordaron ponerlas a disposición de sus respectivos partidos y que se reunirán nuevamente el próximo domingo para adoptar una resolución.

Las opciones que se analizaron son, por un lado, titularizar a los diputados suplentes para evitar que el trabajo legislativo se detenga mientras los congresistas destituidos interponen los recursos legales y constitucionales, si es que se sintiesen afectados por la decisión del tribunal electoral.

Por otra parte, plantearon buscar un diálogo entre legisladores y el organismo electoral para analizar los errores que, tanto de lado como de otro, han motivado esta crisis política. El domingo a partir de las cinco de la tarde (once de la noche en España) se volverán a reunir en el Congreso para definir una salida a la crisis política.

Esta situación comenzó cuando el Tribunal Supremo Electoral convocó el referéndum para elegir una Asamblea Constituyente, una de las promesas electorales de Rafael Correa. Días después, diputados del Partido Sociedad Patriótica impulsaron una demanda para que la convocatoria fuera declarada inconstitucional.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional no admitió la solicitud y, ayer, el máximo organismo electoral destituyó a 57 diputados por haber impulsado la demanda. La decisión es apoyada por el Gobierno y distintos movimientos sociales e indígenas que apuestan por la Asamblea Constituyente, pero el presidente del Congreso la calificó de "ilegal".