22 de septiembre de 2007

Ecuador.- Correa asegura que en ecuador no habrá "ruptura democrática"

MIAMI, 22 Sep. (EP/AP) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó hoy que en su país no existe peligro de "ruptura democrática" a pesar de las reservas de la oposición ante su decisión de disolver el Congreso. Correa insistió en que respetará la Constitución ecuatoriana.

"En Ecuador no hay, no va a haber ni habrá ninguna ruptura, al menos bajo nuestro gobierno, constitucional ni democrática", declaró el dirigente en rueda de prensa desde Miami.

De esta forma, Correa defendió su propuesta de que la Asamblea Constituyente disuelva el Congreso nacional, que a su juicio no tiene credibilidad ni representa a la población.

Las elecciones para los 130 miembros de la futura asamblea están previstas para el 30 de septiembre. Esta tendrá la función de transformar las instituciones y redactar una nueva Carta Magna.

Correa, de escala en Miami antes de viajar a Nueva York para la Asamblea General de Naciones Unidas, definió a su administración como "un gobierno socialista" al que le quieren "hacer aparecer como opositores de la empresa privada".

El mandatario indicó que Ecuador "está viviendo el proceso electoral más democrático de la historia del país" y explicó que se le consultó al pueblo ecuatoriano si quería la asamblea y en la consulta ganó el "sí" con el 82%, mientras que el "no" obtuvo el 11% de la votación.

En su Gobierno están "convencidos de que la asamblea deberá disolver el Congreso, y elegir una comisión legislativa proporcional a la estructura de la asamblea, reflejando el voto popular... Así el Congreso va a funcionar en base al bien común", explicó.

Correa manifestó que eso "es exactamente lo que hizo Colombia a comienzos de los años 90 y a nadie se le ocurrió que había una ruptura democrática". El dirigente propuso la disolución del Congreso tras ver en ocho meses de gobierno que esa institución había perdido credibilidad y "no representa absolutamente a nadie".

Cuando le preguntaron si pensaba nacionalizar viviendas o bienes de la población, expresó que en Ecuador "está garantizada la propiedad privada, más aún si son bienes de consumo".

Sobre las relaciones de Ecuador con Estados Unidos, el presidente indicó que "son excelentes". "Estados Unidos es nuestro principal socio comercial, tenemos muchas inversiones de Estados Unidos y lazos de amistad desde siempre, y esas relaciones continuarán en un marco de mutuo respeto", aseguró, aunque posteriormente insistió en su negativa a un tratado de libre comercio con Washington.

"No nos vamos a prestar a esa clase de aventura suicida (...)Nosotros no estamos contra el comercio, sino contra el bobo-aperturismo que permitiría ingresar libremente a nuestro país arroz, soja, maíz, leche subsidiados, y arrasaría la producción agrícola", indicó Correa, que llegó a Miami el viernes y viaja hoy a Nueva York.

El mandatario abordó el tema de la emigración de sus connacionales. Es una "tragedia nacional" la emigración de ecuatorianos a otros países, indicó. El Gobierno está haciendo "lo posible e imposible" para evitar que salgan más, concluyó.

Entre las medidas que se tomarán a partir de enero para alentar el regreso de los emigrantes, anunció la eliminación de aranceles, y el otorgamiento de créditos. Además indicó que aspira a crear una quinta región electoral en el país para que los ecuatorianos que viven en el extranjero tengan representación política permanente, como en Colombia.