10 de diciembre de 2010

Correa declara el estado de excepción en la Asamblea Nacional

QUITO, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, declaró el jueves el estado de excepción en la Asamblea Nacional para evitar que los coletazos de las revueltas policiales del pasado 30 de septiembre, que desembocaron en un intento de golpe de Estado en su contra, bloqueen el funcionamiento del órgano legislativo.

En virtud de esta medida, el mandatario dispuso "la movilización nacional y militar de las Fuerzas Armadas para garantizar la soberanía nacional, el orden interno y la seguridad ciudadana y humana en todas las instalaciones de la Asamblea Nacional".

Esta declaratoria, que tendrá una vigencia de setenta días, obedece a la petición que realizó el presidente de la cámara, Fernando Cordero, el pasado 7 de diciembre y se apoya en el artículo 339 de la Constitución que faculta al Ejecutivo a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la convivencia.

El decreto que recoge la medida apunta además que los efectos de la intentona golpista "podrían generar gran conmoción interna", ya que las causas y sujetos que la motivaron todavía no han sido determinados, según informó la agencia ANDES.

El pasado 30 de septiembre, efectivos policiales se manifestaron en contra de una ley impulsada por el Gobierno que reduce sus ventajas salariales. Estas protestas derivaron en un intento de derrocar a Correa, quien permaneció retenido durante doce horas en el Hospital de la Policía de Quito, hasta que finalmente fue liberado por las Fuerzas Armadas.