28 de enero de 2011

Ecuador.- Correa pierde apoyos políticos por desacuerdos sobre el referéndum constitucional

QUITO, 28 Ene. (Reuters/EP) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, perdió el apoyo de un aliado político clave por desacuerdos con el tema del referéndum constitucional mediante el cual quiere consultar al pueblo el mecanismo de selección de jueces.

La agrupación política socialista Ruptura de los 25, que mantenía un voto en la Asamblea Nacional y cargos ministeriales de rangos bajos y medios, anunció que deja de apoyar a Correa por rechazar la propuesta de consultar a los ecuatorianos sobre el mecanismo de selección de jueces y otros cambios constitucionales.

Esta contradicción de opiniones ha afectado a su precaria mayoría parlamentaria que le dificultaría la aprobación de leyes para avanzar con los proyectos de su Gobierno.

"En el ejercicio del poder debemos estar dispuestos a reconocer límites, es por eso que no encontramos justificación para la consulta popular", dijo la asambleísta María Paula Romo, de la agrupación Ruptura de los 25.

"El presidente no puede excederse en sus funciones", dijo e informó de la decisión de su agrupación de alejarse del Gobierno, al cual apoyó dentro de una coalición formada con el movimiento oficialista desde que Correa asumió el cargo en enero de 2007.

Correa perdió también el apoyo de otros dos legisladores esta misma semana, por lo que su poder se ha visto afectado para aprobar leyes claves y poder llevar a cabo cambios en ese país.

Con la separación de los tres legisladores, Correa tendría 50 votos más cuatro de una alianza con el partido socialista. Para aprobar reformas y leyes en la Asamblea Nacional se necesitan 63 votos de los 124 miembros del Poder Legislativo.

Debido al aumento de la delincuencia, que podría afectar su popularidad en un escenario de debilidad económica, Correa quiere consultar a los ecuatorianos el mecanismo de selección de jueces, un grupo al que considera corrupto y responsable de la inseguridad ciudadana.

Incluso sus aliados han criticado las intenciones de Correa de reestructuración del sistema de justicia. En este sentido, la oposición ve en las intenciones del mandatario una medida que lo llevaría a ampliar su poder y una mayor intromisión en los poderes estatales.

El presidente, además de reestructurar la justicia, busca que los ecuatorianos respalden en las urnas una prohibición para que los medios de comunicación y los bancos puedan realizar inversiones ajenas a su actividad y una regulación de contenidos para la prensa, entre otros.

La solicitud de referéndum está siendo analizada por la Corte Constitucional antes de su aplicación, que podría ser en mayo de este año. Correa ha dicho que toda revolución tiene "traidores", refiriéndose a sus aliados que decidieron separarse del movimiento político.