9 de mayo de 2007

Ecuador.- Ecuador aclara que está "analizando" el tratado de inversiones con EEUU y que no tiene previsto denunciar

QUITO, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ecuador aclaró hoy que sólo está "analizando los términos" del Tratado de Promoción y Protección Recíprocas de Inversiones con Estados Unidos y aseguró que por los momentos no tienen previsto "denunciar" a este país por las implicaciones que ha tenido este acuerdo en el comercio ecuatoriano.

La ministra de Exteriores, María Fernanda Espinosa, anunció el pasado lunes que Ecuador había decidido por orden del presidente Rafael Corra "denunciar el tratado de inversiones con Estados Unidos y dejarlo insubsistente". No obstante, el comunicado que fue divulgado por los medios locales señala que el Gobierno está "estudiando" los puntos del acuerdo para luego tomar una decisión.

La misiva indica que Ecuador se encuentra "analizando los términos de este Tratado en función del interés nacional", y destaca que en caso de que se presente una denuncia eso no excluiría "la permanente disposición del Gobierno de examinar los términos de un acuerdo para establecer un marco jurídico que favorezca la promoción de las inversiones mutuas con parámetros justos y equitativos para las partes".

"La disposición de Ecuador es examinar los términos de un acuerdo para establecer un marco jurídico que favorezca la promoción de las inversiones mutuas con parámetros justos y equitativos", indica la nota divulgada.

A este respecto, el subsecretario de Relaciones Bilaterales, Diego Stacey, informó que el pasado lunes se reunieron todos los funcionarios del Ministerio de Exteriores con Espinosa y Correa para analizar los efectos positivos y negativos de este acuerdo, que serán redactados en un informe que el equipo de trabajo entregará en los próximos días.

Así, Stacey aclaró que el pronunciamiento de Espinosa contó con el respaldo del presidente Correa, pero "ahora se ha decidido no denunciar el tratado hasta tener las cosas claras respecto a los resultados de la vigencia del acuerdo".

El tratado, que entró en vigor en 1997, indica que "cualquiera de las partes podrá denunciar este convenio al concluir el período inicial de diez años, o en cualquier momento posterior con un año de antelación".

Para Stacey, este artículo le da la oportunidad a Ecuador de analizar el pacto y pronunciarse a favor o en contra, a partir del 11 de mayo que es cuando culmina el período de 10 años establecido en el tratado.

"Mientras el Ecuador no se pronuncie, el acuerdo sigue vigente y si se pronunciara en contra, por ejemplo, el 11 de mayo del 2008, correría un año (hasta el 11 de mayo del 2009) para que se efectivice el pronunciamiento", declaró a la prensa local.