14 de abril de 2011

Ecuador.- Ecuador podrá multar o suspender a medios que difundan "información sesgada" de "ámbito electoral"

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral ecuatoriano, Carlos Cortez, ha asegurado este jueves que aquellos medios que difundan "información sesgada" de "ámbito electoral", se les impondrán penas "de carácter económico" o "una suspensión de quince días", si la iniciativa impulsada por el Gobierno de Rafael Correa es aprobada mediante consulta popular.

El próximo 7 de mayo, Ecuador acogerá una votación que someterá a referéndum cinco reformas y cinco iniciativas políticas propuestas por el Ejecutivo ecuatoriano. Los ciudadanos ecuatorianos en España podrán votar en Madrid, Barcelona, Valencia, Murcia, Málaga y Palma de Mallorca.

Una de las iniciativas más polémicas plantea "la regulación de las actividades y de la responsabilidad de los medios de comunicación en la difusión de contenidos" violentos, sexuales, "disciminatorios" e "información injuriosa, incompleta y descontextualizada".

Cortez ha desmentido que la vulneración de esta ley pudiera implicar el cierre de un medio de comunicación, sólo "quince días de suspensión". Estas declaraciones las ha realizado en un coloquio llamado 'III Diálogo por la Democracia" celebrado en Madrid que ha abordado el proceso de la consulta popular del 7 de mayo.

Asimismo, Cortez ha calificado la "actitud de los medios" de comunicación ecuatorianos sobre la consulta popular de "sesgada", ya que "se están implicando a favor o en contra de las preguntas" del referéndum.

En alusión a la complejidad de dichas preguntas, Cortez ha dicho que "son claras", pero ha admitido que "tiene un alto contenido político".

El ministro de Negocios de la embajada de Ecuador en Madrid, Germán Espinosa, ha añadido que "las preguntas son complejas porque los temas de las preguntas no son sencillos".

Por otro lado, Cortez ha afirmado que si las reformas propuestas por el Gobierno sometidas a referéndum no son aprobadas por los ciudadanos, ello no significará "que el pueblo no apoye" a Correa.