6 de marzo de 2007

Ecuador/EEUU.-EEUU destaca la aportación de la Base de Manta a la lucha antidrogas pero dice que no intentará mantenerla

QUITO, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro consejero de la Embajada de Estados Unidos en Ecuador, Jefferson Brown, aseguró hoy que tras el convenio suscrito entre los dos países en noviembre 1999 sobre la Base de Manta, esta instalación ha contribuido al éxito del control antidrogas, pero subrayó que será respetuoso con la decisión que tome el Gobierno ecuatoriano al respecto y que no hará gestiones para la renovación del convenio porque no se trate de una instalación geopolítica.

Aunque afirmó que la Base ha sido indispensable para que los aviones norteamericanos puedan controlar que las embarcaciones marítimas no transporten drogas por la costa este del Océano Pacífico, ratificó que Estados Unidos no puede mantener a partir de 2009 el puesto de operaciones contra el narcotráfico sin el beneplácito ecuatoriano.

Según Brown, a la inversión original de 78 millones de dólares (59,4 millones de euros) en la Base, se han sumado más de seis millones por año (más de cuatro millones y medio de euros), y destacó que en los ocho años de operación de la Base norteamericana en suelo ecuatoriano, se estima que el 60 por ciento de las capturas de droga en el Pacífico se debe a la información de los aviones que salen de este puesto de operaciones.

Además, aclaró que la misión del Ejército norteamericano se limita a la lucha antidrogas. De esta manera, desde Manta despegan naves con capacidad de ver el mar para vigilar principalmente la costa este, lugar por donde navegan barcos que van en dirección a México o Guatemala y eventualmente a Europa o Estados Unidos. "Esa es la única misión, no hay otra misión", destacó.

Brown explicó que una vez los aviones obtienen información, se comunica a los barcos guardacostas norteamericanos que están en Florida y a los barcos ecuatorianos para llevar a cabo las oportunas intervenciones, según informa la prensa local.

DESCARTA INTERVENCIÓN EN ECUADOR

Sin embargo, subrayó que estas operaciones han contribuido en otras áreas como el rescate de emigrantes en peligro, pero aclaró que la misión de la unidad estadounidense no es buscar a quienes intentan salir ilegalmente del país corriendo riesgos.

Brown puntualizó que la información del puesto de operaciones no es está destinado a una posible intervención en Ecuador, aunque aceptó que pueden realizar detenciones y hundir barcos como una secuela de dicho trabajo.

"Es importante que desde 2005 no se ha hundido barco alguno de bandera ecuatoriana, por convenio con el Gobierno de Ecuador. Es una acción que se evita por completo y buscamos la seguridad de las tripulaciones, especialmente en el caso de los emigrantes. Hundir barcos no es una prioridad, sino capturar droga", apuntó.

Además, se mostró dispuesto a abrir las puertas de la Base al Gobierno ecuatoriano, a los periodistas, diputados y a una delegación de ciudadanos para que vean en qué consisten las actividades que se realizan en la instalación militar.

A su criterio, se ha tratado de una misión exitosa y advirtió de que Ecuador actualmente no tiene capacidad para realizar solo el esfuerzo de interdicción contra barcos de narcotraficantes.