14 de febrero de 2007

Ecuador/EEUU.-EEUU intenta convencer a Ecuador de que le permita mantener las operaciones antidrogas en la base de Manta

LIMA, 14 Feb. (EP/AP) -

Estados Unidos intenta convencer al Ejecutivo ecuatoriano de que le permita continuar con las operaciones antidrogas desde la base de Manta en este país, según explicó hoy en Lima el almirante James Stavridis, quien reiteró el deseo de su Gobierno de colaborar con los países de la región.

"Ahora podemos operar desde Ecuador, desde la pequeña base en Manta, y nuestro acuerdo nos permite seguir operando ahí por lo menos por otros dos años más", indicó el militar al finalizar una visita a Perú de 24 horas.

Stavridis se refirió así en rueda de prensa a la situación de Manta, la base ubicada a 260 kilómetros al suroeste de Quito, y desde la que Estados Unidos realiza operaciones de control antidrogas en Sudamérica.

Los dos países firmaron en 1999 un convenio que permitió el uso de la base militar durante diez años, pero el nuevo presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha manifestado que la presencia estadounidense daña la soberanía de su país, por lo que anunció que su Gobierno no renovará el acuerdo, que termina en el año 2009.

En este sentido, el almirante Stavridis señaló que Washington "está en conversaciones con el Gobierno de Ecuador con respecto al futuro de Manta" con el objetivo de que se mantenga la presencia estadounidense en ese país. Sin embargo, aclaró que cualquier resolución en torno a Manta, "por supuesto, es una decisión que el pueblo ecuatoriano debe hacer".

MEJORAR LA SEGURIDAD Y ESTABILIDAD

En Manta se encuentran al menos 250 militares estadounidenses operando aviones de vigilancia que sobrevuelan el norte de Sudamérica por el océano Pacífico, el Caribe, hasta las costas de Florida, en Estados Unidos.

El militar destacó que el deseo de su país es "acompañar a todas las naciones que tienen el deseo de trabajar" con Estados Unidos "en el combate al narcotráfico", y afirmó que tienen "buena cooperación con casi todas las naciones de Sur y Centroamérica en este asunto'.

"Nosotros estamos aquí para colaborar con nuestros amigos militares para tratar de mejorar las condiciones de seguridad y estabilidad a lo largo de esta región para combatir el terrorismo y el tráfico de drogas", agregó.

El militar asumió la jefatura del Comando Sur de las fuerzas armadas de Estados Unidos el pasado mes de octubre. Durante esta semana, ha mantenido varias reuniones con el alto mando militar y con funcionarios del Ministerio de Defensa de Perú.