17 de mayo de 2006

Ecuador/EEUU.- Quito ve una represalia de EEUU en la interrupción de la negociación del tratado de libre comercio

QUITO, 17 May. (EP/AP) -

La decisión de Estados Unidos de interrumpir las negociaciones para un tratado de libre comercio (TLC) con Ecuador "es una represalia inaceptable", afirmó hoy el portavoz del Gobierno de Quito, Enrique Proaño, en alusión al conflicto planteado entre el Estado ecuatoriano y la petrolera estadounidense Occidental.

"Llamo a pensar al pueblo ecuatoriano si el TLC es un convenio para intercambiar bienes o un método de presión para que los países se sometan a la voluntad del más grande", dijo Proaño en el canal 10 de la televisión ecuatoriana.

Ecuador declaró el lunes el fin forzoso del contrato con Occidental, a la que acusó de incumplimientos, y al día siguiente Estados Unidos suspendió las negociaciones para el TLC.

El ministro de Economía, Diego Borja, hizo alusión al desacuerdo con Occidental en declaraciones al canal 8 de la televisión. "Me llama la atención que el Gobierno de Estados Unidos asuma como propio un problema entre el Gobierno ecuatoriano y la empresa privada", dijo. Añadió que "fue una decisión soberana, porque no puede ir por un lado una decisión en política comercial y por el otro la injerencia en política interna".

Mientras, el responsable de las negociaciones del TLC con Estados Unidos, Manuel Chiriboga, declaró que es "gravísimo" que Ecuador no pueda suscribir ese acuerdo comercial. En declaraciones a un tercer canal, Chiriboga afirmó que la falta del tratado genera un panorama económico "muy complicado", y señaló que se calcula que afectará en un 2% al Producto Interior Bruto (PIB).

"Esto puede implicar la pérdida de entre 30.000 y 50.000 empleos, reducir la masa tributaria en 40 millones de dólares y disminuir la inversión privada en unos 90 millones de dólares anuales", dijo.

Agregó que no se debe pensar que "acuerdos comerciales con Europa y Centroamérica, que son muy importantes, vayan a reemplazar la ausencia de un TLC con Estados Unidos".

Sin embargo, para el ministro de Economía, las especulaciones sobre la pérdida de empleos "son anuncios demasiado apresurados".

Neena Moorjani, portavoz de la oficina del representante comercial de Estados Unidos, dijo el martes en Washington que están "muy decepcionados con la decisión de Ecuador, que parece orientada a apoderarse de los activos de la empresa estadounidense (Occidental)".

El presidente de la Cámara de Industriales de Quito, Mauricio Pinto, declaró en radio FM Mundo que la decisión acerca de Occidental "promueve un entusiasmo nacionalista que quizá lleve al país a una situación que después haya que lamentar".